Foto: NASA/JPL-Caltech

Del rover Opportunity, ahora oficialmente muerto, me sigue sorprendiendo un dato en concreto: recorri√≥ 45 kil√≥metros en la superficie de otro planeta, y lo hizo en tramos desesperantemente cortos. Es posible que despu√©s de 14 a√Īos de misi√≥n, los 45 kil√≥metros no parezcan gran cosa, pero ten en cuenta todos los obst√°culos que enfrent√≥ Oppy, incluido el agonizante periodo de 38 d√≠as que hizo girar sus ruedas en una suave duna de arena.

Opportunity viaj√≥ exactamente 45,16 kil√≥metros en la superficie marciana. Eso es m√°s que la distancia recorrida por el rover lunar Apolo 17 (35,73 kil√≥metros), el rover sovi√©tico Lunokhod 2 (38,62 kil√≥metros), el rover Curiosity (19,79 kil√≥metros) o el compa√Īero de Opportunity, el rover Spirit (7,72 kil√≥metros). En el camino, tom√≥ im√°genes de vastos planos, dunas arenosas y cr√°teres, y encontr√≥ pruebas de que hay agua en el Planeta Rojo.

Advertisement

El increíble paseo de Oppy
Foto: James 919 (Wikimeda Commons)

No es fácil conducir un rover a través de Marte. Los ingenieros no pueden controlarlo en tiempo real debido al retraso de 20 minutos en las comunicaciones. Si Oppy comenzara a deslizarse hacia un acantilado, por ejemplo, los ingenieros no podrían enviar comandos para detenerlo hasta que fuera demasiado tarde. Por lo tanto, tienen que enviar comandos para moverse una corta distancia, tomar nuevos datos, reevaluar y luego enviar comandos nuevos. Como la propia NASA describe en una página informativa, mover a Oppy es un proceso laborioso.

El rover y su equipo también superaron muchos fallos técnicos relacionados con la dirección, las unidades de calor y la memoria a bordo. Por otro lado, las fuertes tormentas de polvo marcianas amenazaron al rover, cubriendo sus paneles solares con escombros y privándolo de su fuente de energía.

Quizás el mejor ejemplo de los desafíos que enfrentó Oppy fueron los 38 días marcianos que pasó atascado en una duna, incapaz de obtener la tracción necesaria para salir de la arena blanda. Después de más de 190 metros de rotaciones de ruedas cuidadosamente planeadas, el equipo finalmente pudo empujar el vehículo y continuar su viaje hacia adelante.

Advertisement

Al final, lo que finalmente derrot√≥ al rover no fue una duna de arena sino una masiva tormenta de polvo. Aun as√≠, la misi√≥n fue un gran √©xito que revolucion√≥ nuestra comprensi√≥n de Marte. Durante sus largos viajes, Opportunity captur√≥ una amplia variedad de im√°genes extra√Īas y maravillosas del Planeta Rojo. A continuaci√≥n, he recopilado algunas de mis postales favoritas de la gran aventura de Oppy.

La primera panor√°mica de color hecha por el rover
Foto: NASA/JPL-Caltech/Cornell

Advertisement

Una roca encontrada por Oppy en sol 346; se determinó que era un meteorito
Foto: NASA/JPL-Caltech/Ryan F. Mandelbaum
El paisaje desolado de dunas de arena en el que Oppy se quedó atascado
Foto: NASA/JPL-Caltech/Ryan F. Mandelbaum

Advertisement

El paisaje alrededor del cráter Erebus durante el día marciano 758
Foto: NASA/JPL-Caltech/Ryan F. Mandelbaum
Oppy deja el cr√°ter Victoria
Foto: NASA/JPL-Caltech

Advertisement

El largo paseo de Oppy entre Victoria y Endeavour
Foto: NASA/JPL-Caltech
El borde del cr√°ter Endeavour
Foto: NASA/JPL-Caltech

Advertisement

Una pila de rocas dentro del cr√°ter Endeavour
Foto: NASA/JPL-Caltech/Ryan F. Mandelbaum
El polvo aten√ļa la luz del Sol
Foto: NASA/JPL-Caltech