Un a√Īo despu√©s de hacernos so√Īar un batm√≥vil el√©ctrico, Faraday Future ha presentado su primer veh√≠culo de producci√≥n: el FF 91. Sobre el papel, una bestia de 1050 caballos y m√°s de 600 km de autonom√≠a. Sobre el escenario, un utilitario cargado de sensores de conducci√≥n aut√≥noma que no fue capaz de moverse solo.

De cero a cien en 2,39 segundos. Bater√≠a de 130 kWh. Carga r√°pida de 200 kW en corriente continua. Un dise√Īo futurista. Tras una hora de interminable charla sobre las prestaciones del coche, el FF 91 hizo su estelar aparici√≥n en el CES 2017 conducido t√≠midamente por Jia Yueting, fundador del gigante chino LeEco y principal inversor de Faraday Future. Le acompa√Īaba sobre el escenario el vicepresidente s√©nior de ingenier√≠a e I+D de Faraday Future, Nick Sampson.

Advertisement

‚ÄúYueting, me gustar√≠a que enviaras el coche fuera del escenario usando la opci√≥n de aparcacoches autom√°tico‚ÄĚ, dijo Sampson. ‚ÄúTan solo presiona el bot√≥n, y el coche encontrar√° su camino hacia el garaje‚ÄĚ. Jia Yueting obedeci√≥, pero no pas√≥ absolutamente nada. En otras palabras, pas√≥ lo peor que puede pasar cuando presentas un coche aut√≥nomo: que este no se mueva.

‚ÄúParece que est√° un poco perezoso esta noche‚ÄĚ, coment√≥ Sampson tras un silencio inc√≥modo y dio paso a un largo discurso del fundador de LeEco. Un rato m√°s tarde lo volvieron a intentar, pero esta vez un t√©cnico entr√≥ en el coche para hacer unos ajustes fuera de c√°mara y atenuaron las luces. Ahora s√≠: el coche rod√≥ lentamente unos metros y se detuvo en el centro del escenario. Aplausos.

Advertisement

A decir verdad, Faraday Future ya había demostrado con éxito las funciones autónomas del FF 91 minutos antes, en un parking exterior del CES 2017. Esa prueba la clavaron: pidieron a una mano inocente (el alcalde de Las Vegas del Norte) que eligiera una plaza de aparcamiento, dejaron esa plaza vacía y mostraron que el FF 91 es capaz de encontrarla y aparcar por sí solo gracias a sus 30 sensores de reconocimiento y su potente ordenador de abordo.

M√°s tarde, Sampson explic√≥ que la prueba del escenario era compleja y supon√≠a un mayor reto t√©cnico que la prueba de exterior: ‚Äúsi miras el techo de este edificio, ves una gran estructura de acero que inhibe algunas de las se√Īales que el coche necesita para poder conducir por s√≠ mismo‚ÄĚ. El Faraday Future FF 91 todav√≠a no tiene precio, pero se puede reservar por 5.000 d√≥lares. Empezar√° a producirse en 2018 en el desierto de Nevada, en Estados Unidos.