Fotos: Chris Bertish / Facebook

Hay retos y retos. Unas personas deciden correr la marat√≥n o subir a una monta√Īa. Chris Bertish decidi√≥ ponerse a prueba haciendo algo que a la mayor√≠a de los mortales nos causar√≠a pavor: atravesar el Atl√°ntico a bordo de una balsa de las de remar de pie. Acaba de completar su odisea.

Es cierto que no es una balsa como las que alquilan en los locales tur√≠sticos a pie de playa, pero la perspectiva de pasar 94 d√≠as remando a solas en mar abierto sobre un peque√Īo veh√≠culo de solo seis metros sigue siendo sobrecogedora.

La balsa que ha servido a este entusiasta del surf y la navegaci√≥n para su gesta es un veh√≠culo dise√Īado a medida junto al arquitecto naval Phil Morrison y que ha costado m√°s de 120.000 d√≥lares. La proa tiene un peque√Īo compartimento donde Bertish llevaba todo su equipo y descansaba entre sus largas sesiones de remo. Toda la parte de navegaci√≥n estaba automatizada mediante GPS y un sistema de informaci√≥n meteor√≥logica v√≠a sat√©lite. Eso no ha evitado que en el viaje encontrara varias tormentas que tuvo que atravesar atado a su balsa mediante un arn√©s.

Advertisement

Una serie de c√©lulas solares serv√≠an para alimentaba los sistemas el√©ctricos de la balsa, entre los que se encontraba una radio y un tel√©fono v√≠a sat√©lite para subir actualizaciones de su periplo a Facebook e Instagram. Lo que no hab√≠a era ning√ļn sistema de propulsi√≥n m√°s all√° de la fuerza de los brazos de este deportista y su resistencia psicol√≥gica.

Advertisement

La traves√≠a comenz√≥ en Marruecos y ha terminado en la isla de Antigua, 94 d√≠as y 4.500 millas n√°uticas despu√©s. Es la primera vez que se logra un r√©cord semejante. En el camino, Bertish ha logrado recaudar medio mill√≥n de d√≥lares para una fundaci√≥n ben√©fica que atiende ni√Īos en Sud√°frica. [v√≠a Guardian]