Los cambios geológicos cubrirán los continentes de agua en el futuro

El hielo de los polos se está fundiendo cada vez más rápido debido al calentamiento global, pero incluso sin nuestra ayuda, la Tierra podría ser un planeta completamente cubierto de agua en un futuro lejano gracias a la propia dinámica de la corteza terrestre.

Cuando preguntan a Bruno Dhuime, de la Universidad de Bristol y principal autor del estudio cómo imagina ese fenómeno, el geólogo cita directamente la película Waterworld. En el futuro, todo el planeta podría estar cubierto de agua como en la película de Kevin Costner. Afortunadamente, este futuro apocalíptico para la especie humana no está precisamente a la vuelta de la esquina. Si no destrozamos nosotros mismos el planeta ni pasa cualquier otro imprevisto como un meteorito, el planeta podría estar completamente cubierto de agua en unos dos o tres mil millones de años.

Advertisement

El estudio de Dhuime procede de nuevas mediciones que demuestran que la corteza terrestre continental está haciéndose más fina. Si se mantiene esta pérdida de volumen, a la larga hará que las placas continentales pierdan flotabilidad sobre el manto y desciendan respecto a las placas oceánicas, haciendo que el agua de los océanos lo vaya cubriendo todo paulatinamente.

Dhuime y su equipo han estudiado los isótopos de rubidio y estroncio de más de 13.000 muestras de roca. Estos isótopos permiten crear un modelo del grosor que tenía la corteza terrestre hace miles de millones de años. Según esa estimación, el máximo grosor se alcanzó hace precisamente mil millones de años. A partir de ahí ha ido descendiendo. El estudio aporta interesantes nuevos datos para reinterpretar la dinámica de las placas tectónicas sobre las que vivimos.

En cuanto a ese futuro acuático. aún queda mucho para llegar y tenemos problemas más acuciantes. Si seguimos habitando la tierra para esa fecha, la siguiente preocupación será al aumento de tamaño del sol al envejecer, pero eso no llegará hasta dentro de unos 5.000 millones de años. [Nature Geoscience vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story