Cada vez quedan menos tel√©fonos como los de siempre, los tel√©fonos "fijos", con un panel de botones en el frontal para marcar. Pero a√ļn quedan. Y lo curioso es que quiz√°s nunca nos hemos preguntado sobre su dise√Īo. En los a√Īos 60, sin embargo, los ingenieros de Bell Labs que los idearon tuvieron que responder a una dif√≠cil pregunta: ¬Ņc√≥mo distribuir los botones en el aparato?

Advertisement

La pregunta surgi√≥ en 1960, cuando se quiso dar el salto de los tel√©fonos con dial rotatorio a los de botones. ¬ŅCu√°l podr√≠a ser la mejor distribuci√≥n? ¬ŅEn qu√© orden presentar los botones?

Para averiguarlo, probaron cientos de prototipos de paneles con los botones distribuidos de formas muy diferentes. El objetivo: dar con el que era el m√°s f√°cil de usar, el que permit√≠a marcar m√°s r√°pido o recordar mejor el orden. En ese proceso, probaron dise√Īos tan extra√Īos como estos:

Advertisement

Al final, no había mucha diferencia entre los más cómodos y rápidos y se acabó escogiendo la distribución que conocemos hoy en día para estos teléfonos, básicamente por estética y espaciado entre las teclas:

Todo tiene una explicaci√≥n. Si quieres conocer m√°s en detalle la historia detr√°s de estos dise√Īos, hay un informe completo que la explica. Tambi√©n puedes ver el v√≠deo debajo elaborado por Numberphile (en ingl√©s). Ahora, la pr√≥xima vez que los utilices (si es que a√ļn no los has jubilado del todo por un smartphone), ya sabes que hubo mucha ciencia, prueba y error en esos botones. [Numberphile v√≠a Gizmodo US]

Advertisement