Foto: Seahawks

Los fans de los Seattle Seahawks ostentan el título de los más ruidosos del mundo. No es una manera de hablar. En 2014 batieron su propio récord Guinness al alcanzar 137,6 decibelios gritando. Este pasado fin de semana han hecho tanto ruido que han provocado un microterremoto.

Ocurría a 21 segundos del final del partido. El quarterback Russell Wilson acababa de lograr un tanto que le daba la vuelta al encuentro a favor de los Seahawks y los fans se volvieron locos. El escándalo que generaron fue tan bestia que activó los sismógrafos de la cercana Universidad de Washington. El científico a cargo de los dispositivos, el profesor John Vidale, explica que la actividad fue muy débil (alrededor de un grado en la escala), pero se mantuvo durante bastante tiempo. Este es el vídeo del momento:

No es la primera vez que los fans provocan un microse√≠smo con sus alaridos. En 2013 repitieron la haza√Īa durante la celebraci√≥n de un touchdown.

Advertisement

Es cierto que los sism√≥grafos de la universidad no est√°n muy lejos del estadio de los Seahawks, pero sigue siendo un logro notable para una multitud cuya √ļnica arma es la voz. Los terremotos provocados por el hombre no son raros, pero generalmente tienen lugar debido a detonaciones especialmente potentes en actividades como la miner√≠a o la extracci√≥n de petr√≥leo mediante fracking. [v√≠a ScienceAF]