No se puede confiar en los perritos.

Todos sabemos que los perros se comunican dejando su rastro. Orinan en áreas desconocidas, en su propio terreno y en cosas que otros perros han orinado antes. También sabemos que algunos perros machos levantan sus patas para orinar más alto. Pero un nuevo estudio descubrió que los perros más pequeños levantan la pierna en un ángulo incluso mayor que los perros más grandes, tal vez para parecer más grandes.

“Nuestros hallazgos proporcionan pruebas de que el marcado de territorio puede ser deshonesto”, dicen los autores en el estudio publicado recientemente en Journal of Zoology.

Los investigadores de la Universidad de Cornell primero establecieron que el ángulo en que un perro levanta la pierna es una buena orientación de lo alto que llegará el pis. Se llevaron a un grupo de perros de refugio a pasear y los grabaron orinando con un iPhone, en algunos casos a cámara lenta. Y sí, en base a su análisis, lo alto que el perro levanta su pierna puede predecir qué tan alto va el pis, como también la masa y la altura del perro.

Este es Parches haciendo pis:

Advertisement

A continuación, analizaron cómo se compara el tamaño de un perro con cuánto levanta su pierna. Los perros más ligeros y cortos levantaron sus piernas a ángulos más altos que los perros más grandes. Los perros pequeños parecían estar tratando de dejar la huella de un perro más grande. Dice el estudio:

Por lo tanto, a pesar de que la altura de la marca de orina refleja en parte el tamaño del señalizador, los perros pequeños parecen “engañar” al usar ángulos más grandes en las piernas levantadas para depositar marcas de orina más altas, exagerando así su tamaño.

Los investigadores creen que podría ser beneficioso para los perros “exagerar su tamaño corporal y capacidades competitivas” para evitar conflictos con otros perros. El estudio también se suma a la creciente evidencia de que los perros más pequeños y los perros más grandes se comporten de manera diferente.

Advertisement

Los investigadores señalan que el estudio tiene sus limitaciones y otras posibles interpretaciones. Tal vez los perros grandes simplemente no pueden levantar sus piernas tan alto como los perros pequeños, por ejemplo. Y hace falta una investigación futura para determinar cómo reaccionan los perros a diferentes alturas de las marcas de territorio. Pero también señalan que hay más ejemplos de “señalización deshonesta” en otras especies, como la mangosta enana, que deja su olor en lugares inesperados para el tamaño del animal.

Así que, la próxima vez que veas a un perro pequeño haciendo, pregúntale qué intenta demostrar.

[Journal of Zoology via New Scientist]