Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los tres grandes motivos por los que no deberías hacerte con un móvil 5G este año

2.0K
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Aunque la avalancha de anuncios que ha habido parece haberlo dejado en segundo plano, hay otro gran tema del que se está hablando en este Mobile World Congress 2019: el 5G.

Casi todos los operadores han comenzado ya a implementar redes 5G, y después del anuncio del Galaxy S10 5G, el nuevo módem 5G de Qualcomm y unos cuántos teléfonos más, parece que estamos alcanzando una masa suficiente para el impulso del 5G.

Advertisement

Se supone que el 5G marcará la 5ª generación de las comunicaciones móviles, y por eso las compañías tecnológicas han estado haciendo grandes promesas sobre lo que las redes móviles podrán ofrecer en un futuro no muy lejano. Estamos hablando de velocidades de datos móviles superiores a un Gbps, latencias de menos de 5 o 10 milisegundos y redes lo suficientemente fuertes cómo para manejar el creciente número de dispositivos interconectados.

Pero antes de que decidas gastarte todos sus ahorros en tecnología 5G este año, hay tres cosas que invitan al pesimismo de aquí al 2020 y que deberías conocer.

Apenas hay 5G disponible

El primer problema es la disponibilidad limitada de las redes 5G. Es cierto que, dependiendo de dónde vivas, podrías tener la suerte de tener cobertura de 5G. Si vamos a Estados Unidos podemos observar que fuera de lugares como Nueva York, Los Ángeles o Las Vegas existe muy poca señal 5G disponible. (Puedes echar un vistazo a estos mapas para ver la poca cobertura real que existe).

Advertisement

En México o Sudamérica tampoco mejora la cosa. En la mayoría de los países, compañías como Ericsson, Tigo o América Móvil están comenzando a hacer pruebas de este tipo de redes, pero apenas existe disponibilidad alguna.

En España, Vodafone ha sido la primera operadora en desplegar sus redes 5G y lo ha hecho ya en 6 ciudades (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y Málaga), aunque otras operadoras como Orange o Telefónica han comenzado a desplegar las suyas propias y a hacer pruebas piloto

Advertisement

Los teléfonos 5G son demasiado caros

El segundo inconveniente del 5G es que necesitarás mucho dinero para poner al día tu tecnología. A menos que seas el unicornio que compró un Moto Z3 el año pasado con la esperanza de ser el primero con un modelo 5G, tendrás que hacerse con un nuevo teléfono. Eso significa que, como mínimo, deberás gastarte al menos 500€ en un teléfono nuevo. Y esto es un montón de dinero para invertir en un teléfono cuando los beneficios aun no están del todo claro

Advertisement

A pesar de que Samsung ya indicó los precios para el nuevo Galaxy S10E ($750), el S10 ($900), el S10+ ($1.000) y el Galaxy Fold ($2.000), Samsung no dijo lo que costaría el Galaxy S10 5G. Pero si hacemos algunos cálculos aproximados, usamos el precio de S10+ como punto de partida y luego tenemos en cuenta la pantalla gigante de 6.7 pulgadas del S10 5G, sus 6 cámaras y sus antenas y modem 5G, estamos hablando de unos $1.500 o más.

¿Cuánto estás dispuesto a pagar para ver un icono de 5G en la barra de notificaciones de tu teléfono?
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Algo parecido ocurre con el V50 5G de LG porque, aunque fue anunciado, ni LG ni Sprint (el primer operador 5G del V50) han anunciado el precio del teléfono. Además, parece que los fabricantes de teléfonos saben que estos terminales serán difíciles de vender debido a la inclusión del 5G, por eso tanto LG como Samsung han añadido extras a sus teléfonos 5G, como cámaras con sensor de profundidad o accesorios para aumentar su valor .

En resumen, cualquier persona que esté pensando en comprar un teléfono 5G en 2019 necesitará gastarse más de $1.000, y eso sin tener en cuenta el sobrecoste de las tarifas 5G, algo de lo que los operadores no han empezado a hablar todavía.

Advertisement

No existen todavía grandes aplicaciones 5G

Al final, para la mayoría de las personas, la diferencia de velocidad no merece la pena el gasto. Al menos no todavía. Esto se debe a que una de las promesas de 5G es la capacidad de tener todo tipo de dispositivos como drones, coches con conexiones móvil o televisores conectadas entre sí todo el tiempo para que puedan comunicarse por una red inalámbrica súper rápida. El problema es que todos esos dispositivos y aplicaciones 5G aún no existen.

Advertisement

En este momento, si tuvieras un teléfono 5G conectado a una red 5G funcionando a máxima velocidad, ¿qué diferencia habría realmente? Probablemente puedas descargar un montón de películas y música a gran velocidad, y si estás pensando en algo de streaming, tampoco es que haya mucho contenido 4K del que puedas disfrutar.

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

En el stand de Samsung en el MWC, la compañía realizó una demostración de un S10 5G que se supuestamente estaba conectado a una red 5G y mostraba un partido en directo de beisball donde se podía controlar la transmisión de vídeo desde varias cámaras diferentes. Es una estupenda aplicación para aprovechar el ancho de banda masivo que ofrece el 5G. Sin embargo, la aplicación es un ejemplo ad-hoc, no es algo que cualquiera pueda obtener con solo comprar un teléfono 5G.

Y con una latencia inferior a 10 ms en las redes 5G puedes jugar a juegos multijugador como PUBG, Smash Bros o Apex Legends (por medio de tethering móvil) sin ningún tipo de lag, como te ocurriría con el internet de tu casa. Pero eso es todo. El poder de la llamada revolución 5G solo existe cuando todos los dispositivo pueden aprovechar este tipo de velocidades, no solo algunos.

Advertisement

En pleno 2019, los principales grupos que podrían usar el 5G móvil de manera efectiva son empresas que puedan aprovechar todo ese ancho de banda para enviar archivos masivos de manera segura entre diferentes ubicaciones externas.

El 5G sigue siendo el futuro

Todo esto no significa que el 5G no sea útil, y creo que esta tecnología tiene un enorme potencial. Probar nuevas tecnologías es divertido, y ser uno de los primeros en adoptarlas te puede brindar una experiencia única al observar cómo se desarrollan estos nuevos ecosistemas de plataformas con el tiempo. Pero para 2019, es importante darse cuenta de lo que realmente es el 5G móvil: una beta glorificada. En el mejor de los casos, es como pre-ordenar un producto o financiar un Kickstarter, movimientos impulsados ​​más por esperanzas y expectativas que por algo real.

Advertisement

Así que, si eres alguien con un dinero extra y tienes curiosidad por conocer el 5G, o si eres el tipo de persona que tiene que ser el primero en todo, adelante, sumérgete en el 5G. Pero para todos los demás, viendo lo que hay hasta el momento, lo mejor es esperar.

Share This Story

Get our newsletter