Spider-Man nació de la imaginación de Stan Lee y Steve Ditko en 1962. En otras palabras, es bastante más joven que otros superhéroes como Batman, Superman o Iron Man. Por esa razón, el trepamuros tiene una historia mucho más corta en el mundo del cine, pero eso no quiere decir que sea menos intensa, y un poco accidentada.

Screen Rant ha elaborado un vídeo que hace repaso de la historia visual de Spider-Man en la gran pantalla. El primer hombre araña se remonta a 1977 y lo interpreta un veterano de la televisión: Nicholas Hammond. Antes de hacer la serie, CBS encargó un piloto de dos horas de duración para valorar su acogida entre el público.

La película solo se llegó a emitir en televisión, y pese a los descacharrantes efectos especiales, hoy es una obra de culto. Le siguió una única temporada de 14 episodios. Curiosamente, Hammond nunca llegó a ponerse el traje y solo interpretaba a Peter Parker. El uniforme rojo y azul lo llevaban especialistas. Para rematar, cada escena en la que aparecía Tía May la interpretaba una actriz diferente.

Tenemos que esperar más de 20 años para volver a ver a Spider-Man en la gran pantalla, esta vez de la mano de Tobey McGuire y Sam Raimi. Antes hubo varias intentonas de hacer una película sobre el personaje en las que llegaron a sonar directores como James Cameron, M. Night Shyamalan y David Fincher.

La trilogía de Tobey McGuire tiene sus errores, pero logró algo muy importante: abrió la veda de las grandes producciones de superhéroes. Tras recaudar 100 millones de dólares en su primer fin de semana, se ganó una secuela muy sólida con el Dr. Octopus de villano. Lamentablemente, la tercera entrega ahondó la costumbre de la saga de patinar con el guión. Para la cuarta película, Sony decidió cambiar de actor a sugerencia de Raimi y eligió a Andrew Garfield. El resultado fue un reboot completo de la saga más oscuro y enfocado a un público más joven.

La química entre Garfield y la actriz que interpretaba a Gwen Stacy (Emma Stone) era buena, y aunque muchos criticaron la elección de Garfield, el futuro pintaba relativamente bien. Sony tenía en mente expandir el universo de The Amazing Spider-Man con un spinoff dedicado a los villanos de la saga y hasta probar con dimensiones alternativas. Todos esos planes quedaron truncados por el pobre éxito de taquilla de The Amazing Spider-Man 2.

El resto es historia. Sony decidió prescindir de Garfield y contrató a Tom Holland, que será el primer actor en encarnar al lanzarredes dentro del universo cinematográfico Marvel gracias al acuerdo entre Sony y Disney. Si la primera y breve aparición de este nuevo Spider-Man no nos engaña, podríamos estar por fin ante la versión que se merece el mítico personaje de cómic. [vía Screen Rant]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Click here to view this kinja-labs.com embed.