Matt Taylor, uno de los científicos de la ESA responsables de la misión Rosetta, acaba de pedir perdón tras el revuelo generado por una de sus camisas. Suena surrealista, pero así es. Te hemos explicado el asunto por aquí. Taylor apareció el pasado miércoles en varias entrevistas con una camisa con dibujos estampados de mujeres. Eso generó tal avalancha de críticas que Taylora, casi llorando, acaba de pedir perdón.

La camisa que he llevado esta semana, he cometido un gran error y he ofendido a mucha gente, siento mucho lo ocurrido.

Advertisement

Esas han sido justo sus palabras hace unos minutos en un Hangout para dar una actualización del proyecto. Visiblemente afectado, y casi llorando, Taylor ha pedido perdón nada más tomar la palabra, sin ni siquiera nadie preguntarle por el asunto.

Como explicamos aquí, el tema se ha exagerado en proporciones desmesuradas. ¿Apropiado llevar un atuendo así en un evento de tal repercusión mundial? No. ¿Supone eso un acto misógino, machista, o un paso atrás para la ciencia, como muchos de sus críticos argumentaban? Tampoco. El hecho de que Taylor haya pedido disculpas al hilo de la polémica generada, demuestra precisamente los consciente que es de lo delicado del tema.

¿Misoginia o machismo tan sutil que hasta no nos damos cuenta? ¿Problema de machismo enraizado en la sociedad que ya lo damos por hecho? Este problema existe y ocurre demasiadas veces. Pero argumentar que llevar una camisa estampada como la de Taylor es un acto de machismo y un paso atrás a la ciencia es totalmente absurdo. Puedes leer aquí nuestro opinión al respecto más en detalle.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)