Treinta euros de multa por un delito de lesiones leves. Esa es la condena que ha recibido Ricardo Osorio, el repartidor que se hizo viral de la noche a la ma√Īana despu√©s de propinar una bofetada a Sergio Soler un youtuber que se dedicaba a hacer bromas de c√°mara oculta.

El pasado mes de diciembre Soler, conocido en YouTube por el apelativo de¬†Mr. Granbomba, public√≥ un v√≠deo en el que Osorio le propinaba una sonora bofetada despu√©s de que este le llamase ‚Äúcaranchoa‚ÄĚ. El v√≠deo se hizo viral y abri√≥ un enconado debate sobre qui√©n de los dos implicados ten√≠a raz√≥n, si el bromista que se decica a parar a desconocidos por la calle con apelativos como ‚Äúpringao‚ÄĚ, ‚Äúbocachancla‚ÄĚ, ‚Äúsoplanucas‚ÄĚ, ‚Äúcabeza de almendra‚ÄĚ o ‚Äúspaghetti‚ÄĚ, o el repartidor que ten√≠a un mal d√≠a y decidi√≥ no aguantar la broma.

Soler interpuso una demanda por agresi√≥n, pero el magistrado del juzgado de Instrucci√≥n 8 de Alicante, √Āngel Manuel Villanueva, estima que Osorio no tiene por qu√© indemnizar de ninguna forma al youtuber. La multa es m√°s una cuesti√≥n simb√≥lica que otra cosa. ¬ŅSe ha hecho justicia? [v√≠a Agencia EFE]