Imagen distribuida por la policía de Melbourne

Lo normal es que si la policía pide ayuda buscando al posible dueño de un cocodrilo que se ha encontrado vagando por las calles de un barrio tranquilo de la ciudad, no reciba respuesta de la ciudadanía. Salvo que vivas en Australia. Entonces es posible que hasta cuatro familias lo reclamen.

La historia comenzó el pasado día de Navidad. Un cocodrilo de agua dulce apareció en los suburbios de Melbourne, en el sudeste de Australia. El animal, de algo más de un metro, fue encontrado en una calle tranquila. Alguien llamó a la policía, y estos contactaron a su vez con un profesional que lo capturó y lo mantiene mientras está abierta la investigación.

Advertisement

Lo cierto es que Australia es famosa por sus cocodrilos, tanto de agua dulce como de agua salada, más grandes y mucho más peligrosos, pero si quieres verlos en su hábitat natural, lo normal es dirigirte al extremo norte de Australia, ya que prefieren climas más cálidos y rara vez se aventuran a las regiones del sur del país.

De hecho, el cocodrilo debía haber recorrido miles de kilómetros para llegar hasta el barrio donde se encontraba, razón por la que la policía comenzó a dudar que se tratara de un animal “salvaje”. Según le contaba el sargento Daniel. Elliott a la ABC:

Estamos tratando el caso con la presunción de que fue una mascota en algún momento, está muy lejos de cualquier masa de agua, así que no creemos que fuera capaz de llegar a la calle donde lo encontramos.

Advertisement

Poseer un cocodrilo nativo como mascota es legal en algunas (no todas) partes de Australia, pero requiere de una licencia y un hábitat adecuado con espacio suficiente para el animal, ya que se trata de cocodrilos de agua dulce, los cuales pueden crecer hasta 3 metros de largo.

Además, esto incluye la suficiente agua como para que el cocodrilo nade, junto a las lámparas de calentamiento para mantener el calor en los meses más fríos, lo que es especialmente importante en el clima más extremo del sur de Australia. Por último, los cocodrilos también necesitan mucha comida.

Advertisement

Dicho esto, lo más extraño del caso estaba por llegar. Después de recuperar al animal, la policía hizo un llamamiento para encontrar al dueño del misterioso cocodrilo, y ahí es donde la historia se vuelve aún más extraña.

Dos días después, el 27 de diciembre, hasta cuatro familias habían llamado a la policía para reclamar que el cocodrilo era suyo, convirtiendo el caso en un misterio paralelo igual de fascinante: ¿cuántas personas han extraviado cocodrilos de agua dulce en Melbourne? ¿se trata de algo normal? ¿la gente pierde cocodrilos como quien pierde un gato que se ha escapado?

Australia, probablemente el país con la riqueza animal más apasionante y peligrosa del planeta. [ABC, BBC]