Imagen: MGM/Warner Bros vía io9.

En 2018 veremos el regreso de Tomb Raider a la gran pantalla con un nuevo reboot. En la película conoceremos a la nueva Lara Croft, interpretada por Alicia Vikander, quien, según el póster de la película, parece haber mutado y desarrollado un cuello monstruosamente largo.

Después de que Warner Bros presentara el primer adelanto en vídeo del reboot de Tomb Raider junto al primer póster oficial de la película, usuarios en las redes sociales, como Nibellion, comenzaron a notar algo bastante extraño: el cuello de Lara Croft era extrañamente largo y se extendía en una curva peculiar y anormal hasta que la chica volteaba su cabeza para mirar atrás, con una mirada que expresa tanto intriga como el dolor que produce una tortícolis crónica.

Antes de que pienses de que nos estamos burlando de una actriz que sufre de algún problema de deformación de la columna, debemos asegurar que no es así. Vikander tiene un cuello de proporciones normales, como cualquier otra foto de la actriz puede probar.

Foto: AP Images.
Foto: AP Images.
Foto: AP Images.

No sabemos qué ha sucedido con el cuello de Lara Croft en la película, si acaso ha sufrido alguna lesión al explorar las tumbas arqueológicas, si es pariente del Monstruo del Lago Ness o si sencillamente se trata de otro caso más de fallos al aplicar photoshop.

El reboot de Tomb Raider se estrena el 16 de marzo de 2018, y estará inspirada en los nuevos juegos de la saga que buscan una versión más realista de Lara Croft (con la excepción de su cuello, aparentemente). [vía Nibellion (Twitter)]