Illustration: Adam Clark Estes Gizmodo

Dec√≠a Netflix hace un tiempo que ellos hac√≠an pel√≠culas para que las viera mucha gente, y que la cr√≠tica iba aparte. Y es verdad, pero el problema de la censura que se ha encontrado para mostrar sus producciones en las salas de cine es grave. ¬ŅSoluci√≥n? Netflix quiere comprar salas enteras. Y puede ser una idea genial.

Seg√ļn cuenta Los Angeles Times, fuentes an√≥nimas conocedoras del proyecto le dijeron al peri√≥dico que el gigante persigui√≥ un acuerdo para comprar Markmark Theatre, propiedad de Mark Cuban, aunque finalmente se retir√≥ debido al alto precio de venta. El negocio no fructific√≥, pero Netflix sigue detr√°s de la idea.

Advertisement

Tiene bastante sentido para la compa√Ī√≠a. El a√Īo pasado gast√≥ 8 mil millones de d√≥lares en producciones propias que se pueden ver en la plataforma, pero el hecho de que no tengan acceso a las salas de cine las descalifica para los premios como los Oscar, un gran escaparate.

Netflix quiere lanzar 80 pel√≠culas solo en 2018, y de ninguna forma quiere quedarse fuera de un negocio del que creen que forman parte. No es s√≥lo el prestigio de los premios, es que ese prestigio atrae nuevos clientes. Seg√ļn le cont√≥ el director de contenido de Netflix, Ted Sarandos, a Variety:

Queremos que nuestras películas estén en un terreno justo con cada otro cineasta. Hay un riesgo en que nosotros actuemos de esta manera y que nuestras películas y cineastas reciban un trato irrespetuoso en el festival.

Advertisement

Obviamente, Netflix se est√° dejando mucho dinero en pel√≠culas que luego no se proyectan, e incluso es posible, seg√ļn explican en Los Angeles Times, que la compa√Ī√≠a est√© pensando en un estreno a lo grande en los cines (comprados) para los amantes de la pantalla grande, y luego estrenar la producci√≥n en su servicio de streaming.

Además, poseer y operar salas de cine también significa que puede vender concesiones (en algunos estados, donde incluyen alimentos y alcohol) a los que van al cine. También podría atraer a sus suscriptores en los asientos ofreciendo descuentos en tickets y comida. En definitiva, también se convertiría en un incentivo para que más personas paguen suscripciones a su plataforma.

Advertisement

Por √ļltimo, no ser√≠a nada descabellado pensar que detr√°s de la apuesta habr√≠a todo un mundo por explotar para una compa√Ī√≠a como Netflix. A su cada vez m√°s gigantesca parrilla de producciones le podr√≠an acompa√Īar grandes maratones especiales en las salas de cine, una experiencia muy interesante que seguro que a muchos amantes del cine y las series les atraer√≠a doblemente.

El tiempo dirá si lo que hoy es una idea avanzada acaba convirtiéndose en una realidad. Netflix en el cine, con sus propias salas. [Los Angeles Times]