Screenshot: Dumb and dumber

Si llevas un tiempo pensando que vives en una sociedad que en vez de avanzar, parece estar retrocediendo en muchos aspectos, algo de eso hay según el primer macro estudio sobre la evolución de la inteligencia en el último siglo. Resulta que nos estamos volviendo menos inteligentes, o algo más tontos.

Cuentan los investigadores que los resultados del coeficiente de inteligencia de los jóvenes comenzaron a caer después de un aumento constante desde la Segunda Guerra Mundial. Dicho de otra forma, la tendencia en las pruebas de inteligencia humana que permitió obtener de manera constante puntajes de CI más altos durante el siglo XX, ha terminado abruptamente.

Advertisement

¿Las razones? El efecto Flynn, llamado así por el trabajo del investigador de inteligencia James Flynn, observó aumentos muy rápidos en el cociente de inteligencia a una tasa de aproximadamente 3 puntos de CI por década en el siglo XX, sin embargo, las nuevas investigaciones sugieren que estos días de auge han desaparecido.

Image: James Flynn (Wikimedia Commons)

Para llevar a cabo este primer estudio del fenómeno, los investigadores del Centro de Investigación Económica Ragnar Frisch en Noruega analizaron más de 700 mil resultados de pruebas de CI. Estos revelaron que el efecto Flynn alcanzó su pico en las personas nacidas a mediados de la década de 1970, y ha disminuido significativamente desde entonces. Según Stuart Ritchie, psicólogo de la Universidad de Edimburgo:

Esta es la evidencia más convincente de una reversión del efecto Flynn. Si asumes que su modelo es correcto, los resultados son impresionantes y bastante preocupantes.

Advertisement

Los investigadores obtuvieron sus datos de los puntajes de la prueba en hombres de 18 a 19 años que tomaron los tests como parte de su servicio militar obligatorio nacional en Noruega. Entre los años 1970 y 2009, tres décadas de estos jóvenes (nacidos entre 1962 y 1991) fueron reclutados, lo que resultó en más de 730.000 resultados de pruebas de cociente intelectual.

Image: PxHere

Lo que muestran los resultados es que se produjo un punto de inflexión en el efecto Flynn para las cohortes de nacimiento posteriores a 1975, lo que equivale a 7 puntos menos por generación. Y no es la primera vez que ocurre. La investigación del propio Flynn que analizó los CI de adolescentes británicos hace casi una década observó una caída similar en las pruebas. Según explicó Flynn en su momento:

Parece que hay algún tipo de torpeza entre los adolescentes británicos. Si bien hemos enriquecido el entorno cognitivo de los niños antes de la adolescencia, el entorno cognitivo de los adolescentes no se ha enriquecido.

Advertisement

En el nuevo estudio, los investigadores observaron caídas de cociente intelectual que ocurren dentro de familias, entre hermanos e hijos, lo que significa que el efecto probablemente no se deba a factores demográficos cambiantes como se ha sugerido. En cambio, sugiere que los cambios en el estilo de vida podrían ser los que están detrás de estos coeficientes intelectuales más bajos.

Image: Pixabay

Por ejemplo, es posible que debido a la forma en que los niños han sido educados, la forma en que se han criado o en las cosas en las que gastan el tiempo. Si antes era la lectura mayoritariamente, con la masificación de televisores en los 70 se fue produciendo un cambio a la pequeña pantalla.

Advertisement

Otra posibilidad es que las pruebas de cociente intelectual no se hayan adaptado para cuantificar con precisión una estimación de la inteligencia de la gente moderna, favoreciendo formas de razonamiento formalmente enseñados que pueden ser menos enfatizadas en la educación contemporánea y los estilos de vida de los jóvenes. 

Sea como fuere, los resultados son los que son, muy diferentes, siendo las mismas pruebas, desde mediados de los 70. Quizás el problema radique ahí, en que conforme una sociedad evoluciona, esos tests deberían hacerlo de la misma forma.

De no ser así, deberíamos empezar a aceptar que definitivamente vivimos en una sociedad cuya inteligencia no avanza tan rápido como lo hacía en el pasado. [Proceedings of the National Academy of Sciences vía Science Alert]