Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

No, la imagen viral que muestra a una leona mordiéndole las pelotas a un león para pedir sexo no es cierta

Un león asiático no relacionado con los truculentos hechos que aquí se describen.
Un león asiático no relacionado con los truculentos hechos que aquí se describen.
Foto: Adrian Pingstone / Dominio Público (Fair Use)

Recientemente se ha hecho viral la imagen de una pareja de leones en un momento íntimo bastante extraño. Según el texto que acompaña a la imagen, se trata de una leona mordiéndole las gónadas a un león de aspecto realmente cansado para pedirle sexo por enésima vez en el mismo día.

Advertisement

El texto del tuit reza: “Acabo de descubrir algo que me ha alegrado el día. Las leonas pueden tener sexo de 20 a 40 veces en un solo día cuando están en celo. Si el macho no accede a sus demandas, la leona le muerde en las pelotas.” La historia lleva desde enero circulando en redes sociales, donde ha sido acogida con gran cachondeo y no pocos comentarios apiadándose del pobre león. Sin embargo, no es cierta.

Advertisement

Lo que aparece en las fotos son leones asiáticos (Pantera leo persica) una rara subespecie de estos felinos de la que apenas existen 650 ejemplares en libertad en el Parque natural del Bosque De Gir, en La India. Su extrema escasez hace que sean muy valorados por los parques zoológicos, donde se incentiva su reproducción en cautividad para preservar la especie. Ese es precisamente el entorno en el que se tomó la foto. La imagen pertenece a Safi Kok y se tomó en el Zoológico de Roterdam en enero de este año. Los leones asiáticos, por cierto, son muy parecidos a sus primos africanos. Se diferencian en algunos detalles como el color del pelo en determinadas zonas y en que son un poco más pequeños.

Advertisement

También es cierto que los leones, como otros grandes felinos, acostumbran a entregarse a sesiones de cópula bastante maratonianas que suelen durar varios días. En el caso de los leones asiáticos, el macho y la hembra pueden permanecer juntos hasta una semana, pero nunca se ha documentado que l hembra propine bocados al macho para reclamarle sexo. Normalmente basta con rugir.

Los que si se dedican a morder las pelotas son los cachorros, y eso es precisamente lo que vemos en esta imagen, a un sufrido padre aguantando los comportamientos inapropiados de su prole. El león de la imagen se llama Aapel. En agosto de 2018, él y su pareja Lalana tuvieron tres cachorros: Asha, Reena, y Mette. Dos años después, los cachorros son leones juveniles que a veces se divierten retando la autoridad paterna con un ocasional zarpazo o un mordisco en la cola. Uno de ellos llevó el molestar a su progenitor un poco más lejos en enero de este año. El resto es historia. La situación sigue siendo graciosa, aunque por otros motivos. El pobre Aapel tiene cara de necesitar unas buenas vacaciones, aunque sus cuidadores aseguran que lleva la paternidad con mucha filosofía. Como todos. [IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter