Los dos cosmonautas rusos. Flickr/NASA

Ocurrió el pasado 2 de febrero en la ISS, y se suponía que debía ser una caminata espacial de seis horas y media donde dos cosmonautas rusos tenían que reemplazar una caja electrónica por una antena de comunicaciones. La misión no salió según lo planeado, y el resultado final acabó en récord.

Más a o menos a las 7 horas, el comandante de la expedición, Alexander Misurkin, y el ingeniero de vuelo, Anton Shkaplerov, se dieron cuenta de que la antena de la caja no se extendía después de haber sido plegada para la actualización.

Así fue como los cosmonautas pasaron un buen rato, literalmente, empujando la antena mientras intentaban girarla en la posición correcta. Finalmente lograron que se moviera algo pero, de acuerdo con Space.com, la antena tenía una desviación de unos 180 grados.

En este punto de la misión, la antena estaba funcionando y en buen estado, pero los cosmonautas siguieron investigando para ver si podían hacer algo más. El final del día acabó con una caminata de 8 horas y 13 minutos, superando el récord ruso anterior de 8 horas y 7 minutos establecido en 2013.

Advertisement

Por cierto, a pesar del breve incidente con la antena, la que se llevó la peor parte fue la vieja caja electrónica. Mientras que la mayoría de los restos suelen devolverse a la ISS para luego ser transportados de regreso a la Tierra, esta “desafortunada” pieza de la historia fue arrojada lejos de la estación. Sí, esto significa que probablemente se quemará en la atmósfera de la Tierra.

Dicha caja, de alrededor de 27 kilos y el tamaño de una maleta pequeña, contenía componentes electrónicos fabricados en la década de 1990 cuando se lanzó por primera vez la ISS. Ahora era incompatible con la nueva tecnología satelital, motivo por el que ha sido reemplazada. [Space]