La ropa tiene sus misterios. EstĂĄ el misterio de para quĂ© sirve el bolsillo pequeño de los pantalones, el de por quĂ© los botones estĂĄn en diferente lado en prendas de hombre y mujer, y los jeroglĂ­ficos de las etiquetas de lavado. A esos se suma el misterio de los dos Ășltimos agujeros en tus zapatillas deportivas.

Probablemente ya te hayas fijado en ellos. Muchas zapatillas deportivas tienen dos agujeros para los cordones en la parte superior, pero estån tan arriba que pasar los cordones por ahí resulta incómodo para caminar y para ponernos y quitarnos el calzado. Al final nunca los usamos y quizå alguna vez te hayas preguntado: ¿para qué pone el fabricante agujeros ahí? La respuesta es bastante sorprendente: para proteger tus pies.

Los dos Ășltimos agujeros se usan para hacer una lazada especial que se denonomina lazada de talĂłn (Heel Lock en inglĂ©s). En esencia, se pasa el cordĂłn por el Ășltimo agujero de la manera que explica este vĂ­deo:

El resultado es una lazada mucho mĂĄs firme que evita que el pie se deslice dentro de la zapatilla, reduciendo asĂ­ las ampollas en el talĂłn y evitando tambiĂ©n que nuestros dedos choquen con la parte frontal. Es una lazada especialmente Ăștil para correr o caminar largas distancias. [vĂ­a Illumiseen]