Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Pelotas y trampas para ratones: la forma perfecta de entender cómo funciona la inmunidad de rebaño

Niños, no probéis esto en casa.
Niños, no probéis esto en casa.
Imagen: It’s Okay To Be Smart (Fair Use)

Después de más de un año conviviendo con el dichoso coronavirus, todos hemos escuchado la expresión “inmunidad de rebaño”, y probablemente estemos ya más que familiarizados con su significado. Pero en los tiempos de la desinformación y con el movimiento antivacunas en pleno auge, mejor pecar de didácticos que quedarnos cortos, y los amigos de It’s Okay To Be Smart han dado con una forma bastante ingeniosa de explicarlo.

Sobre el papel, la inmunidad de grupo, inmunidad colectiva o inmunidad de rebaño (herd immunity) es un concepto que expresa la protección de un grupo ante una enfermedad infecciosa gracias a la presencia de una masa crítica de individuos que son inmunes a la misma. Como ya explicamos aquí, para que la inmunidad de rebaño funcione, la mayoría de individuos tienen que estar vacunados. Es pura matemática.

Como se puede observar en el vídeo, cuando la mayoría de la población aun no cuenta con protección ante la enfermedad, es fácil que la infección se descontrole (que todas las pelotas salgan disparadas rápidamente). Pero si añades vacunas, distanciamiento social y medidas sanitarias, como las mascarillas, la cosa cambia de inmediato.

Lo más importante que hay que entender es que estas medidas no solo hacen que nos mantengamos seguros como individuos, sino que con ellas protegemos también a lo que nos rodean. Todavía nos falta un buen trecho hasta conseguir la inmunidad de rebaño, así que hasta que nos llegue el turno de recibir nuestra vacuna, seamos responsables.

Share This Story

Get our `newsletter`