Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué es mala idea compartir tus contraseñas de Netflix o Disney+

Ten cuidado con lo que compartes. Compartir contraseñas te puede traer muchos problemas a largo plazo.
Imagen: Andrew Liszewski (Gizmodo)

Puede ser tentador compartir tus usuarios y contraseñas con amigos, especialmente considerando que es poco probable que los servicios de streaming bajen de precio en un futuro próximo. Pero igual deberías pensar dos veces antes de darle tus contraseñas de Netflix o Disney+ a un amigo, especialmente si no proteges bien a tus contraseñas o cuentas.

Advertisement

Este mes, una investigación por ZDNet encontró que se estaban vendiendo cuentas de Disney+ en la dark web después del lanzamiento del servicio el 12 de noviembre. En una declaración, un portavoz de la empresa afirmó que no había razón para sospechar una filtración, añadiendo había “miles de millones de cuentas en venta en la web relacionadas con incidentes en otras empresas, lo cual ocurrió antes del lanzamiento de Disney+”.

“Realizamos auditorías de nuestros sistemas de seguridad de forma continúa y cuando encontramos un acceso sospechoso, bloqueamos la cuenta asociada y le informamos al usuario de que debería escoger una nueva contraseña”, dijo el portavoz de Disney. “Hemos visto un porcentaje de usuarios muy pequeño en esta situación y animamos a cualquier usuario que esté teniendo este problema que se ponga en contacto con nuestro servicio de atención al cliente para que podamos ayudarles”.

Una investigación de Harris Poll realizada con Google y publicada en octubre encontró que un 43% de encuestados en Estados Unidos comentan que han compartido una contraseña con otra persona. De esos, un 22% han compartido su contraseña para un servicio de televisión o de streaming. No obstante, compartir tus contraseñas puede poner a tu cuenta en peligro por varias razones.

En primer lugar, las personas a menudo reutilizan las contraseñas para otras cuentas. De acuerdo con Harris Poll, un 66% de encuestados reutilizaron la misma contraseña para varias cuentas, lo cual significa que compartir la información de una cuenta con otra persona podría poner en riesgo a varias cuentas. Al parecer, esto es lo que le ha pasado a cientos y posiblemente miles de clientes de Disney+.

Advertisement

David O’Brien, un investigador senior y director adjunto de investigación para privacidad y seguridad en el Centro Berkman Klein de Internet y Sociedad en Harvard, recientemente le dijo a Gizmodo por teléfono que compartir contraseñas para servicios como Disney+ o Netflix es una mala idea.

Advertisement

“Creo que en general no es una buena idea porque le estás dando tus datos de cuenta a alguien que quizá no tiene tus mejores intereses en mente cuando se trata de seguridad. Por lo tanto, aumentan las posibilidades de que tus datos se pierdan. Nunca sabes cómo se podrían utilizar”, comentó O’Brien. “Hemos visto a muchos ataques en el pasado que indican que es posible utilizar varias cuentas de diferentes servicios para cotejar y conseguir acceso a algo que realmente te importa”.

Lo peor de todo esto es que existe la tendencia de crear contraseñas que son fáciles de recordar, y por lo tanto, fáciles de adivinar, lo cual hace que una cuenta sea vulnerable a fuertes ataques. De acuerdo con los hallazgos de Harris Poll, un 59% de los usuarios incorporan un nombre o un cumpleaños en la contraseña para su cuenta, mientras que un 22% utilizan su propio nombre, un 15% utilizan el nombre de su pareja y un 33% utilizan el nombre de su mascota. Toda esta información se puede encontrar fácilmente en las redes sociales o mediante otras filtraciones de datos personales.

Advertisement

Además, dado que muchos de nosotros asumimos que compartiremos los datos para nuestro servicio de streaming, es razonable pensar que es más probable que creamos contraseñas que son fáciles de recordar para esos servicios, lo cual es una forma fantástica de asegurar que te hackeen.

Cuando se trata de seguridad, cambiar una letra o un número en una contraseña para una cuenta que un usuario considera que tiene bajo riesgo de ser comprometida, como los datos de acceso para un servicio de streaming, no es un suficiente. Los usuarios no deberían asumir que lo peor que puede pasar es que alguien utilice su cuenta de streaming gratis. De nuevo, estas cuentas comprometidas pueden poner en riesgo a otras cuentas.

Advertisement

Para poder proteger a tus cuentas mejor, activa la autenticación en dos pasos donde está disponible. Es una buena forma de protegerte contra los ataques intensos, comenta O’Brien, y funciona con varios servicios. Y sí, esto incluye tus servicios de streaming. Desagraciadamente, ni Disney+ o Netflix han indicado que les importa tu seguridad lo suficiente como para implementar la autenticación de dos pasos en sus plataformas, lo cual significa que deberías tener mucho cuidado con tus datos para esos servicios.

Advertisement

También deberías estar utilizando contraseñas únicas que se generan de forma aleatoria para cada cuenta, una contraseña que no necesitas saber. Puedes usar un gestor de contraseñas como 1 Password o LastPass para ayudarte a manejar todas las contraseñas que tienes. Estas aplicaciones te ayudarán a generar contraseñas únicas para cada cuenta con un solo clic. En fin: trata tus contraseñas como si fueran Baby Yoda, y protégelas.

Share This Story