Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Por qué no deberías compartir la cama con tu perro en invierno, según los expertos

Por ejemplo, s abrigas al animal con mantas gruesas y edredones, algunos perros pueden tener dificultades para levantarse

We may earn a commission from links on this page.
Dormir con tu perro puede no ser muy buena idea
“Los perros muy pequeños, los cachorros, los perros de avanzada edad y los perros con artritis u otros problemas de movilidad pueden tener dificultades para encontrar una salida segura si tienen demasiado calor”
Imagen: Pexels (Other)

Llega el invierno y el frío, y muchas personas piensan que su mascota lo va a pasar mal sin una buena manta, o incluso hay que piensa que la compañía del perro en la cama será doblemente satisfactoria porque ambos. Para algunos veterinarios, estas personas podrían estar equivocadas.

Lo primero que se apunta como “peligroso” es ese “calor” mutuo, o como explican los veterinarios, “sobrecalentamiento”. La razón: si abrigas al animal con mantas gruesas y edredones, algunos perros pueden tener dificultades para levantarse de la cama si tienen demasiado calor, según muchos expertos. Como explicó a The Telegraph Katy Alexander, directora de investigación veterinaria de Blue Cross en el Reino Unido:

Los perros muy pequeños, los cachorros, los perros de avanzada edad y los perros con artritis u otros problemas de movilidad pueden tener dificultades para encontrar una salida segura si tienen demasiado calor. Se deben evitar las mantas pesadas que pueden ser demasiado pesadas para permitir una salida segura. Las mantas térmicas pueden correr el riesgo de quemaduras y el cable eléctrico representa un peligro si se mastica.

Advertisement

No solo eso. Según un estudio de 2020, tener un perro en la cama aumentaba el movimiento de las personas durante la noche. En el trabajo, los investigadores explicaban que podría haber indicado que no estaban durmiendo tan bien como pensaban.

Dicho esto, también es cierto que no está claro que no existan más beneficios que perjucios a dormir con la mascota. En otro estudio de 2018, concluyeron que las mujeres que duermen junto a su perro tienen “sensaciones más fuertes de comodidad y seguridad” durante la noche. Lo contrario era cierto para los gatos, que la mayoría de los dueños de mascotas dijeron que era una perturbación para su sueño.

Advertisement

Finalmente, y como recuerda el autor del estudio Bradley Smith, psicólogo de la Universidad Central de Queensland en Australia, los humanos han compartido sus espacios para dormir con otros humanos y otros animales a lo largo de la historia, una práctica que, por alguna razón, se adapta bien a muchas personas y mascotas, algo que deberíamos tratar de comprender mejor. [IFLScience]