Imagen: ‚ÄúThe science behind‚ÄĚ, DW Documentary, YT.

¬ŅSe muere cuando el coraz√≥n deja de latir, cuando el cuerpo se enfr√≠a o bastar√° con saber que ya no vas a despertar nunca m√°s? La muerte no es un suceso autom√°tico, sino m√°s bien un proceso, y en verdad se pueden morir hasta tres veces en un solo fallecimiento. Estas son las diferencias entre la muerte cl√≠nica, la muerte encef√°lica y la muerte biol√≥gica.

Advertisement

La muerte clínica, más conocida como paro cardiaco, se produce cuando el corazón deja de latir. Cuando se busca el pulso y no se encuentra, pueden pasar dos cosas: el corazón puede reanimarse si se aplica la reanimación cardiopulmonar (abreviado RCP) o se conecta a una máquina de respiración asistida, para suplir las funciones cardiacas de manera artificial hasta que se puedan restablecer las naturales. O, si esto no se hace, a los órganos para de llegarles oxígeno y empiezan a morir.

Si nadie suple a respiraci√≥n, de todas formas, el flujo sangu√≠neo es grande y a√ļn conservar√° carga de oxigeno durante un tiempo limitado. En realidad no te ‚Äúmueres del todo‚ÄĚ al segundo de perder el pulso. Te has muerto una vez, ‚Äėcardi√°camente‚Äô, pero de esta se puede volver.

Desde que el coraz√≥n deja de latir hasta que la persona esta biol√≥gicamente muerta, es decir, todas las c√©lulas han dejado de funcionar, la √ļltima forma de morirse, pueden pasar horas. Pero, en medio, se producir√° una muerte m√°s: la muerte encef√°lica. Esta s√≠ se considera un punto de no retorno. Y estar√°s muerto, aunque est√©s ‚Äúrespirando‚ÄĚ.

Advertisement

Imagen: partes del cerebro. Fotografía cedida en la entrevista.

Cuando al cerebro deja de llegarle oxigeno ya no vuelve a funcionar. Muchos √≥rganos a los que les ha faltado ‚Äúalimento hasta apagarse‚ÄĚ podr√≠an intercambiarse; no obstante, y de momento, con el cerebro no se puede hacer. As√≠, una vez al cerebro le ha faltado tanto ox√≠geno que ya no funciona, no hay nada que hacer.

‚ÄúLa mayor√≠a de los pa√≠ses, adoptan el concepto de ‚Äėmuerte encef√°lica global‚Äô o de ‚Äėtodo el enc√©falo‚Äô definida como el cese irreversible de todas las funciones de las estructuras intracraneales (los hemisferios cerebrales, el tronco del enc√©falo, y el cerebelo)‚ÄĚ, afirma para Gizmodo en Espa√Īol Jos√© Miguel P√©rez Villares, M√©dico especialista en Medicina Intensiva y Coordinador Sectorial de Trasplantes. ‚ÄúPara que sea posible fallecer en muerte encef√°lica, es necesaria una m√°quina de respiraci√≥n asistida. Cuando cesan de modo irreversible las funciones del enc√©falo el ser humano fallece. Al estar conectado a respiraci√≥n asistida, enviamos ox√≠geno al coraz√≥n, y este √≥rgano todav√≠a puede seguir funcionando durante algunas horas, pero el ser humano ya ha fallecido‚ÄĚ.

Advertisement

La imagen que nos da Jos√© Miguel para entenderlo mejor es la de una flor cortada: ‚ÄúSer√≠a como una flor que cortamos y dejamos en un jarr√≥n con agua, la flor solo va a seguir bonita y con fragancia durante las horas que le permita el agua de la jarra, pero la flor ya est√° muerta‚ÄĚ, explica.

Imagen: Elijah O’Donell .

Quedan unas pocas cuestiones m√°s por debatir, por supuesto. Es f√°cil creer que si a la persona le late el pecho no est√° muerta. Que en alg√ļn punto aleatorio la sangre podr√≠a llegar al cerebro y este podr√≠a ponerse espont√°neamente en marcha. Y, adem√°s, el cerebro es complicado; c√≥mo saber que efectivamente tanto los hemisferios cerebrales como el tronco del enc√©falo y cerebelo est√°n ‚Äúapagados‚ÄĚ.

Advertisement

Pues, están seguros. Se basa en que el paciente no responde ante estímulos dolorosos intensos, tiene ausencia de todos los reflejos de los nervios, que nacen del tronco craneoencefálico, y tampoco se detecta flujo sanguíneo.

‚ÄúConstatamos el coma arreactivo con pruebas como electroencefalogramas o potenciales evocados que demuestran que no hay actividad el√©ctrica cerebral. Y pruebas de flujo como arteriograf√≠a, ecograf√≠a transcraneal, tomograf√≠a con angiograf√≠a cerebral, etc‚Ķ que demuestran que no hay flujo sangu√≠neo dentro del cr√°neo‚ÄĚ, confirma Jos√© Miguel. ‚ÄúSe deben realizar dos exploraciones con un tiempo de observaci√≥n entre ellas a fin de asegurar la irreversibilidad del proceso‚ÄĚ ampl√≠a.

Imagen: Jesse Orrico.

Advertisement

Si el paciente est√° en muerte encef√°lica, est√° muerto, del todo. A partir de ah√≠ no existe ‚Äúterminar de morirse‚ÄĚ, no existe ‚Äúmorirse completamente‚ÄĚ. Da igual que est√© ‚Äúrespirando‚ÄĚ o que nos lo parezca, est√° muerto, no hay retorno. ‚ÄúCuando el paciente ha fallecido en muerte encef√°lica, no puede reanimarse, no puede resucitarse. Recuerda que hablamos de cese irreversible de la funci√≥n encef√°lica. Lo del trasplante de cerebro es ciencia ficci√≥n‚ÄĚ, ampl√≠a Jos√©.

Dado que no hay forma de revertirlo, igual que la flor no es posible volverla a plantar, se est√° cuanto mucho artificialmente ganando tiempo. ¬ŅPor qu√© se hace? Para confirmarlo en primer lugar, porque el cuerpo act√ļa como ‚Äúcontenedor‚ÄĚ de los √≥rganos y en caso de que el paciente sea donante har√° m√°s f√°cil el transplante, y para permitir a la familia un duelo, pero poco m√°s. A la persona se la mantiene, de hecho, artificialmente caliente con mantas el√©ctricas o con sueros intravenosos calientes porque hasta la temperatura es regulada por una parte del enc√©falo, llamada hipot√°lamo.

Advertisement

La vida del ser humano est√° en su enc√©falo, en el coraz√≥n solo est√° la vida de los poetas‚Ķ Se puede estar muerto y parecer estar respirando, se puede parar de respirar y a√ļn estar vivo, en parte, y se tarda en realidad mucho en morir hasta la √ļltima c√©lula. Aunque para nosotros la vida sea un segundo, no es para nada una linea fina, en realidad es un proceso muy largo y muy complicado.