Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Probamos el Realme 5i, un móvil con cámaras competentes y batería interminable por solo 130 euros

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky

¿Hay sitio en el atiborrado mercado de móviles de entrada para uno más? Realme cree que sí, y de hecho cree que no hace falta diferenciarlo mucho de los anteriores, pero que no te engañe el parecido con otros. El Realme 5i es muy buen negocio si lo que buscas son cámaras decentes y una buena autonomía.

Advertisement

Diseño

El Realme 5i recuerda un poco a terminales como el OnePlus 8 Pro. Es grande (164.4 x 75 x 9,3 mm) y pesado (195 gramos), pero la parte trasera no es de cristal, sino de plástico texturado (infinitamente mejor para evitar roturas). Su diseño refleja la luz de manera bastante llamativa y además tiene muy buen agarre y no deja huellas. El módulo de las cámaras es metálico y sobresale sus buenos 2mm por la parte posterior.

Advertisement

La pantalla es plana y sobresale otros dos milímetros por delante, con un marco negro alrededor que suponemos tiene su razón de ser en evitar que el terminal se vea demasiado grueso (lo es). Los marcos son bastante anchos, especialmente en la parte inferior, pero es lo esperable en un móvil tan barato como este. Lo importante es que el Realme 5i es bastante bonito y transmite mucha sensación de solidez. Es un tocho de móvil, sí, pero parece tan duro como resistente al maltrato.

La pantalla sobresale bastante, es un truco ingenioso para que parezca más fino.
La pantalla sobresale bastante, es un truco ingenioso para que parezca más fino.
Foto: Carlos Zahumenszky
Advertisement

La pantalla mide 6,52 pulgadas y se aprecia muy brillante incluso bajo la luz del Sol, pero se echa de menos algo más de resolución (tiene 720 x 1600 píxeles). Al menos así no consume tanta batería. La cámara frontal está ubicada en un discretísimo notch en forma de gota

El sensor de huellas no está bajo la pantalla, sino en la parte trasera y es rápido y cómodo de usar. Se puede activar reconocimiento facial, pero es más segura la huella, y de todos modos la cámara delantera tiene problemas a la hora de reconocer la cara en la oscuridad.

Advertisement
¡Oh no!.... Otra vez MicroUSB no...
¡Oh no!.... Otra vez MicroUSB no...
Foto: Carlos Zahumenszky

A nivel de puertos, llegamos al detalle que menos me gusta del Realme 5i. El puerto de carga es Micro USB. Eso implica dos cosas. La primera es volver a aquellos tiempos en los que había que forcejear con el maldito conector para poder meterlo a la primera. La segunda cosa es que no hay carga rápida. El cargador suministrado con el teléfono es de 10 vatios, pero aún así tarda algo más de dos horas en cargar completamente esa monstruosa batería de 5.000 mAh. No es el fin del mundo, pero si estás acostumbrado como yo a darle pequeños shots de batería al móvil antes de salir a la calle es un problema. Es una pena que Realme no haya optado por un USB-C en este modelo. En el lado positivo, hay puerto de auriculares de 3,5 mm. El altavoz suena bastante potente y limpio, pero solo hay uno.

Advertisement

Cámaras

El Realme 5i tiene cuatro cámaras (principal, gran angular, macro y sensor de profundidad), lo que sin duda es insólito en un móvil tan barato. Pero como sabemos más cámaras no significa mejores fotos. ¿Qué tal se portan sobre el terreno? Veamos unas muestras.

Advertisement

Cámara principal

La cámara principal (12 Mpx y f/1.8 con enfoque PDAF) se porta realmente bien siempre y cuando la luz sea buena. Pese a que se supone que se apoya en un sensor de profundidad, no es la más rápida enfocando. Este es uno de esos móviles en los que te acostumbras a tener paciencia y dejas que la cámara reconozca la escena durante uno o dos segundos. Hacerlo puede parecer fastidioso, pero tiene su recompensa en forma de fotos que tienen muy poco que envidiar a las de móviles de gama alta en términos de luz y color (la resolución no puede competir con un sensor quad de 48 Mpx). El equilibrio de color me parece uno de los puntos mas acertados del Realme 5i. Consigue que las fotos queden naturales y bonitas sin maquillarlas en exceso.

Advertisement

Modo nocturno

Sería ingenuo pensar que un móvil de solo 130 euros va a tener unas cámaras perfectas. Los problemas del Realme 5i comienzan a medida que se va la luz. El enfoque se vuelve aún más complicado (es fácil sacar fotos ligeramente borrosas en los detalles) y aparece el temido grano. La buena noticia es que los resultados no son pésimos. Los colores siguen siendo buenos. De nuevo, he visto móviles más caros mucho más chapuceros en este apartado. El modo nocturno mejora en gran medida las tomas con poca luz a costa de perder algo de distancia focal. Nada que echar un poco el móvil hacia atrás no pueda solucionar. A cambio de esperar hasta 7 segundos con el pulso firme, lograremos darle a las fotos nocturnas la nitidez que perdían en el modo normal y algo más de brillo.

Advertisement

Gran angular

La cámara gran angular (8 Mpx y f/2.3 en 13mm) es otra agradable sorpresa y de nuevo me ha dado mejores resultados que las de otros móviles bastante más caros que este. Se activa seleccionando la opción correspondiente en la app de cámara. Los 8 megapíxeles se dejan sentir en forma de detalles empastados si haces zoom, pero de nuevo el resultado es bastante mejor de lo que esperaba. Realme también ha integrado el modo nocturno aquí, por lo que la lente macro no te deja tirado cuando se hace de noche siempre y cuando tengas donde apoyarte. He logrado sacar mejores panorámicas nocturnas con el Realme 5i que con móviles mucho más caros como el OnePlus 8.

Advertisement

Modo macro

La última lente a repasar del grupo principal es la macro (2 MPx f/2.4) y para mi gusto es la peor de todas. Se supone que se usa para servir de apoyo a la principal en fotos a muy corta distancia, pero tiene un problema: no se puede activar adrede en la aplicación. Solo se activa cuando la IA cree que estás intentando fotografiar algo en corto, y la IA falla más que una escopeta de feria. Es muy común que sea imposible activar el macro cuando, por ejemplo intentamos fotografiar de cerca una flor porque el enfoque se va al fondo y no hay manera de centrarlo en el primer plano. Otras veces intentas fotografiar algo macro y la Ia decide que es césped o un ramo de flores. El modo macro tampoco se lleva nada bien con la falta de luz. Si le dedicas tiempo y paciencia a la foto, es posible que saques buenos resultados, pero en general usar el modo macro del Realme 5i es un ejercicio de frustración.

Advertisement

Zoom

El Realme 5i no tiene óptica telefoto, lo que se traduce en que todo el zoom es digital por recorte. Si tenemos en cuanta que la cámara principal solo tiene 12 megapíxeles podemos hacernos una idea de la brutal pérdida de calidad que van a experimentar las fotos. Claramente no es un móvil para hacer zoom en profundidad, ni siquiera de día. Hasta 3x aguanta con relativa dignidad.

Advertisement
Ejemplo de zoom digital hasta 10x en el Realme 5i
Ejemplo de zoom digital hasta 10x en el Realme 5i
Foto: Carlos Zahumenszky

Cámara frontal

En cuanto a la cámara frontal (8 Mpx f2.0), debo confesar que he salido gratamente sorprendido hasta el punto de que mi nueva foto de perfil en esta santa casa está tomada con el Realme 5i. El sistema de desenfoque en retrato funciona como se supone que debe funcionar, y el maquillaje digital es ajustable a voluntad y no especialmente exagerado. En cuanto a la distancia focal, es lo bastante amplia como para hacerte un selfie con otras personas sin tener que apachurrarse demasiado. También se pueden hacer fotos mediante gestos (mostrando la palma de la mano).

Advertisement

A nivel de vídeo, el Realme 5i está limitado a 1080p y timelapses. No lo hace mal, aunque la estabilización no es la mejor y de noche aparece mucho grano en los vídeos.

Advertisement

Rendimiento

El Realme 5i lleva bajo el capó un procesador Qualcomm Snapdragon 665a apoyado en 4GB de RAM y 64 de espacio para almacenamiento. La ejecución de tareas cotidianas es competente, sin que se note especial retardo en abrir aplicaciones. La cosa cambia un poco en juegos. El Realme 51 puede ejecutar el PUBG Mobile, por ejemplo, pero para que la experiencia sea fluida tendrás que bajar la calidad de los gráficos a media. Otros juegos de alto consumo como Asphalt 9 Legends se ven igualmente afectados. En cuanto a la refrigeración, tras jugar media hora se puede apreciar calentamiento en la parte del procesador, pero no es excesivo.

Advertisement

El terminal viene con la versión 9.0 de Android y la interfaz Color OS 6 sobre ella. Es un software de diseño bastante minimalista. Su mayor inconveniente es que Realme lo plaga con un montón de Bloatware preinstalado que obliga a pasar un buen rato desinstalando aplicaciones de nombre pintoresco.

Lazada, WeMe, Webnovel, Funimate... ¿Pero qué son todas estas aplicaciones ignotas, Realme?
Lazada, WeMe, Webnovel, Funimate... ¿Pero qué son todas estas aplicaciones ignotas, Realme?
Foto: Carlos Zahumenszky
Advertisement

En cuanto a la autonomía, la batería de 5.000 mAh dura aproximadamente dos días de uso normal o día y medio si le damos un uso intensivo al 4G. Es una noticia estupenda para los que quieran despreocuparse de la batería durante su jornada.

En resumen

Comprar un móvil barato a menudo es mucho más complicado que comprar uno de gama alta. El mercado de móviles asequibles está saturadísimo de terminales muy parecidos, y encima cuentan con la competencia de los móviles que fueron de gama alta hace unos años y que han caído de precio. ¿Es el Realme 5i la mejor opción ahora mismo? Sinceramente no podría asegurarlo. Su competencia más inmediata es el Xiaomi Redmi Note 8, que es prácticamente idéntico pero tiene mejor resolución de pantalla (1080 x 2340) y una cámara principal con más megapíxeles (48) pero peor batería (4.000 mAh). También tiene USB-C con carga rápida (18 vatios). Todo ello por apenas 15 euros más que este.

Advertisement

Otro competidor muy directo es el Realme C3 (118 euros en Amazon). En algunos foros he llegado a leer que el C3 es mejor si lo que buscas es jugar, pero no estoy de acuerdo. El C3 lleva un procesador Mediatek Helio G70 que no solo queda por debajo del Qualcomm SDM665a del Realme 5i en todos los benchmarks. Es que además tiene peores especificaciones. Eso por no contar con que a menudo los desarrolladores optimizan sus juegos para los procesadores más comunes, y el Snapdragomn está mucho más extendido que el Mediatek.

El Realme 5i cuesta ahora mismo 132 euros en Amazon. Por ese precio no se me ocurre ninguna razón para no comprarlo si necesitas hacerte con un móvil barato con una batería espectacular y unas cámaras más que dignas.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter