Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Es importante conseguir ayuda si tu mascota ingiere marihuana.
Foto: VisualHunt

Quizá sepas que no es bueno darle marihuana a tu mascota a propósito, pero a veces tu perro encuentra tu escondite secreto, o encuentra marihuana mientras “va a pasear por el parque” (ey, podría ocurrir). Esto es lo que tienes que hacer.

Advertisement

Si tu perro o gato exhibe uno de los siguientes síntomas, es posible que sufran de una intoxicación de cannabis. Las mascotas afectadas suelen caminar como si estuvieran borrachos, babear o tener una actitud deprimida. (Vamos a ser honestos: el 96% del tiempo, esos síntomas representan el comportamiento normal de los perros). También es posible que tu mascota vomite o experimente convulsiones. Además, su ritmo cardiaco y su respiración podría de repente ser más lento.

No obstante, estos síntomas también están relacionados con otros tipos de intoxicaciones u otros problemas médicos. Así que no seas estúpido. Si tu mascota está obviamente enferma, ve a buscar ayuda.

Si sabes exactamente lo que comió tu mascota, y todavía no está mostrando síntomas, llama a tu veterinario. Después de los horarios de trabajo, también hay call centers de 24 horas que atienden a las personas, dependiendo del país. Estos profesionales te dirán si necesitas preocuparte y buscar un veterinario de emergencias.

Lo que ocurre en el veterinario

Es importante que seas honesto sobre lo que comió tu mascota. El veterinario no está allí para juzgarte, y necesita saber exactamente lo que está tratando. La marihuana en general no es mortal, pero eso depende de lo que comió tu mascota y cuánto comió. Los productos de marihuana para uso médico normalmente tienen suficiente THC para causar la muerte en ciertos casos.

Advertisement

Hay dos aspectos del tratamiento: evitar que el sistema de tu mascota absorbe más THC y proporcionar cuidados de apoyo mientras se pasen los efectos.

Advertisement

El veterinario posiblemente intentará inducir el vómito. En casos severos, realizarán un lavado gástrico en el estómago de tu mascota o utilizarán una lavativa para intentar eliminar la mayoría de la sustancia ingerida del tracto digestivo del animal. El veterinario también podría darle a tu mascota carbón activado, una bebida negra que neutraliza las sustancias dañinas.

Si tu mascota está “muy fumada”, por así decir que está muy afectado, podría tener un ritmo cardiaco peligrosamente alto o bajo. También podría experimentar fluctuaciones en su respiración y temperatura corporal. Por lo tanto, el veterinario estará pendiente de las funciones básicas de su cuerpo y le dará medicamentos si es necesario.

Advertisement

En algunos casos, una medicación para reducir la ansiedad puede ayudar. Tu mascota podría ser incapaz de beber o comer, o simplemente no querer hacerlo. Debido a esto, es común que una mascota que acude al veterinario por intoxicación de cannabis necesite líquidos intravenosos.

Advertisement

En la mayoría de los casos, podrás llevarte a tu mascota a casa pronto. Enséñales este vídeo mientras esperan que pase lo peor, y en el futuro, mantén tus dulce especiales fuera del alcance de tu mascota.

Share This Story

Get our newsletter