Imagen: Pexels

Dietas ‘detox’ con fruta, con zumos, sin azúcar... todos hemos visto alguna de estas cosas, pero ¿realmente funcionan? ¿Qué se supone que deben conseguir? Veamos cuánta ciencia hay detrás de estas modas.

Las limpiezas y las famosas dietas ‘detox’ prometen eliminar las malas toxinas de tu cuerpo y hacerte más sano. No es poco. Por eso decidimos hablar con el dietista Andy Bellatti, el investigador en nutrición Kamal Patel y la escritora y científica Beth Skwarecki para ver si lo que consiguen estas dietas está a la altura de lo que prometen.

Qué prometen las limpiezas y las dietas ‘detox’

Imagen: Clem Onojeghuo (Pexels)

Advertisement

Hay millones de productos diferentes para hacerte una limpieza o seguir una dieta ‘detox’. En su mayor parte, una limpieza y una dieta ‘detox’ son la misma cosa. Normalmente se usan indistintamente y persiguen los mismos objetivos: eliminar las cosas “dañinas” de tu cuerpo. A veces, apuntan a un órgano específico como el hígado o el colon y, supuestamente, esa ‘desintoxicación’ te hará sentir mejor.

No existe una definición concreta de lo que es una limpieza o una dieta ‘detox’, pero a menudo implican cosas como solo alimentarnos a base de zumo exprimido, evitar ciertos tipos de alimentos o beber una mezcla de zumos que supuestamente librará a tu cuerpo de las toxinas. Rara vez se describe con exactitud de qué toxinas estamos hablando, pero generalmente se utilizan términos como “venenos” o “contaminantes”. En el campo de la medicina, las toxinas pueden referirse a casi cualquier cosa, desde el alcohol, a los alimentos, o incluso a las medicinas.

Advertisement

Hay muchísimas de estas limpiezas y dietas ‘detox’, pero con una simple búsqueda en Google te puedes hacer una idea de lo que son. A modo de ejemplo, cojamos Master Cleanse, una de las dietas ‘detox’ más antiguas y populares que hay. Este es un extracto del libro que explica cómo funciona Master Cleanse:

La limpieza tiene que comenzar con un té laxante a base de hierbas tanto por la mañana como por la noche. Si esto no es suficiente para limpiar el tracto intestinal, es aconsejable un lavado con agua salada. Estos pasos son necesarios para eliminar las toxinas que ayuda a soltar el zumo de limón.

Yo bebía entre seis y doce vasos de limonada, que consistía en limón y sirope de arce mezclados con una pequeña cantidad de cayena para eliminar la mucosa que se desprendía de la limpieza.

Advertisement

Suena asqueroso, ¿verdad? Bueno, a lo mejor te merece la pena si te crees las promesas del creador de Master Cleanse, Stanley Burroughs:

Tanto para el estudiante avanzado como para el principiante, la limpieza es la base para eliminar todo tipo de enfermedades. El propósito de este libro es simplificar la causa y la corrección de todos esos trastornos, independientemente cuáles sean. A medida que eliminamos una enfermedad, las corregimos todas, ya que cada enfermedad se corrige mediante ese mismo proceso de limpieza y el desarrollo de una buena salud.

Advertisement

Esta hipérbole continúa, pero con esto te podrás hacer a la idea. Así resume Kamal Patel la mayoría de las limpiezas:

Lo que une a estas dietas es un objetivo doble: la pérdida de peso más la noción de que hemos acumulado toxinas en el cuerpo que posiblemente nos están matando. Por lo tanto, una limpieza, hace que tus intestinos en vez de encargarse de la digestión y de la absorción se encarguen de “eliminar las toxinas de tu cuerpo”. Ahí es donde se cree que están los beneficios, pero en realidad no es así.

Advertisement

La mayoría de las limpiezas tienen promesas similares y afirman que tomar algún tipo de zumo (u otro producto determinado) puede librar a tu cuerpo de estas dañinas toxinas.

Qué le ocurre a tu cuerpo cuando haces una de estas limpiezas

Imagen: Pexels

Advertisement

Todos somos conscientes de que las frutas y verduras son buenas para nosotros, por lo que seguir una dieta de frutas y verduras debe ser muy saludable, ¿no?

No. Si no bebes nada más que zumo durante una semana, perderás peso, pero es porque no estás comiendo, no porque tu cuerpo se esté “desintoxicando”. El agua se almacena junto al glucógeno en tus músculos. Cuando comes una dieta baja en calorías, consumes esas reservas de glucógeno y pierdes el peso del agua. Por eso en cuanto vuelvas a tu dieta normal, recuperarás el peso. También estás perdiendo otros nutrientes vitales como la grasa, la fibra y las proteínas. De hecho, algunas de estas dietas sugieren que evites hacer ejercicio cuando estás haciéndolas, porque tu ingesta calórica es muy baja y puedes sufrir fatiga y mareos.

Advertisement

Después de unos días, tu cuerpo no tiene de dónde sacar energía, y sin proteínas, tu cuerpo podría comenzar a descomponer el tejido muscular. Del mismo modo, la falta de fibra en tu dieta puede afectar a la función del intestino grueso, lo que podría explicar por qué las personas tienden a describir el efecto de estas limpiezas como algo similar a una gripe estomacal.

Lo que tienes que tener claro es que una limpieza a base de zumos no hace nada que tu cuerpo no haga por sí solo. Andy Bellatti nos recuerda que nuestros cuerpos son especialistas en eliminar toxinas. Si no lo fueran, y necesitásemos una “desintoxicación” anual, probablemente ya estaríamos todos muertos:

¿Beber nada más que zumo durante tres o cinco días te llevará directamente al hospital o tendrá consecuencias negativas irreversibles? No, pero es algo completamente innecesario. Nuestros cuerpos eliminan toxinas a diario gracias a los riñones, los pulmones y el hígado. ¡El objetivo de ir al baño es eliminar algunas de esas toxinas!

Advertisement

Beth Skwarecki añade que aunque la mayoría de estas limpiezas y desintoxicaciones no son peligrosas, pueden causar algunos problemas. Como los zumos no tienen mucha fibra, el cuerpo termina absorbiendo más fructosa, y eso no es nada bueno:

Las que consisten sobre todo en azúcar (como las que contienen muchos zumos de frutas o limonada) pueden anular los posibles efectos positivos del ayuno.

La buena noticia de decidir dejar de comer durante unos días es que tardarás meses en tener una deficiencia grave de vitaminas. La mayoría de estas limpiezas o dietas ‘detox’ son estúpidas pero no realmente dañinas (si lo único que estás haciendo es comer menos durante unos pocos días). En cuanto a las afirmaciones sobre que eliminan toxinas, no solo no explican a qué toxinas se refieren, sino que tampoco existen pruebas de que eso ocurra realmente.

Advertisement

Este último punto que plantea Skwarecki es clave: la mayoría de las dietas ‘detox’ no explican a qué toxina se dirigen. E incluso cuando lo hacen, no aportan pruebas de si funcionan. Si lo hicieran, podríamos probar la efectividad de lo que prometen. En una investigación realizada en 2009 por Sense about Science, estudiaron 15 de estos productos ‘detox’ y encontraron que ninguno era capaz de nombrar una toxina, ni de acordar una definición de lo que es ‘detox’ ni de proporcionar ninguna prueba que respaldase sus afirmaciones.

Así que lo único que hacen realmente estas “limpiezas” es provocar que tengas hambre y que te falten nutrientes durante unos días.

Advertisement

Alternativas a las dietas ‘detox’

Imagen: Buenosia Carol (Pexels)

Advertisement

Que estas limpiezas o dietas ‘detox’ no sirvan para nada no significa que no puedas hacer otras cosas para mejorar tu salud.

De hecho, la idea de una limpieza es básicamente que reinicies tu dieta, con lo que Bellatti está de acuerdo:

Volver a los principios básicos de una alimentación saludable (sobre todo comer alimentos naturales, mínimamente procesados ​​y sobre todo vegetales) ayuda a adaptar las papilas gustativas a sabores más sutiles. Pero esto no debemos confundirlo con una limpieza.

Advertisement

También añade:

En nutrición y salud hay que ver el panorama completo. Lo que haces durante cinco o siete días en comparación con un año es bastante intrascendente.

En lugar de preocuparte por esa “desintoxicación”, las personas deberían pensar en comer alimentos nutritivos y que sean saludables. Cosas como hojas verdes, frijoles, frutas enteras, nueces y semillas. La idea de que puedas remediar seis meses de malas comidas con solo beber zumo durante 72 horas, no hay por donde cogerla.

Advertisement

Del mismo modo, hacer ayuno, es decir, beber solamente agua, puede ser útil según algunas investigaciones. Patel explica:

Las limpiezas a veces involucran ayuno o casi ayuno, y eso puede tener beneficios, a menos que lo desaconseje tu médico o lo hagas por mucho tiempo. Hay una amplia investigación que demuestra el efecto del ayuno en la longevidad; El ayuno promueve la autofagia, reduce el estrés oxidativo mitocondrial, disminuye las señales asociadas con el envejecimiento y ayuda a prevenir y tratar enfermedades crónicas. El “ayuno intermitente” puede ser una opción viable para quienes buscan dietas de limpieza específicas. Básicamente, lo que tienes que hacer es limitar las comidas a unas pocas horas al día (normalmente alrededor de 8). Esa es una forma simple y sostenible de comer, y no implica comprar productos ‘detox’.

Advertisement

La salud y la nutrición pueden parecer cosas muy confusas, pero una dieta saludable es realmente todo lo que te hace falta. Nada de limpiezas ni de dietas a base de zumo, solo di adiós a la comida basura y empieza a comer sano.