Image: Flickr

Se calcula que sólo en Estados Unidos existen más de 3 millones de usuarios de esteroides con el único deseo de aumentar la masa muscular. Sin embargo, muy pocos conocen los efectos reales que producen en el cuerpo o los riesgos asociados al consumo de fármacos para la mejora atlética.

De esto va precisamente el último vídeo de los chicos de AsaapScience, quienes pasan a desgranar qué hay detrás de este producto de uso masivo en la sociedad.

Lo primero que habría que pensar es qué le ocurre realmente a nuestro cuerpo cuando levantamos unas pesas. La respuesta es sencilla: los músculos sufren unas pequeñas roturas, aunque no hay problema en ello, ya que el cuerpo se recupera al formar fibras musculares nuevas para reemplazar las rotas. No sólo eso, esas nuevas fibras incrementan en grosor y número, y si la síntesis de nuevas proteínas es mayor que la pérdida de estas, tus músculos crecerán.

En este caso, el grado de crecimiento es regulado en gran parte por la testosterona, la cual incrementa la síntesis proteica. Por esta razón, generalmente los hombres poseen mayor masa muscular que las mujeres al producir mayor cantidad de testosterona.

En cuanto a los esteroides, cuando hablamos de ellos hablamos de cualquier compuesto con una estructura tetraíclica base, y actualmente el término incluye a fármacos utilizados para tratar la fiebre y cefaleas, incluso hormonas sexuales como los estrógenos y la testosterona. Sin embargo, el tipo de esteroide del que vamos a hablar mimetiza el mecanismo natural de la testosterona con la intención de mejorar el rendimiento atlético, unos esteroides que son usados por aproximadamente el 15% de los usuarios de gimnasios.

Advertisement

¿Qué es lo que ocurre al hacer uso de ellos? En el primer día de uso de esteroides la expresión de tus genes comienza a modificarse. Los esteroides entran fácilmente en las células y se unen al receptor de andrógenos. En esta etapa pueden moverse hacia el núcleo y adherirse al DNA, activando cientos de genes responsables de incrementar la síntesis de proteínas y disminuyendo el ritmo en que las ya existentes se rompen.

Como consecuencia de ello, los usuarios de esteroides alcanzarán una densidad nuclear de tres a cinco veces mayor a la normal en las células musculares. Los esteroides también pueden detener la diferenciación de precursores de adipocitos (células encargadas de almacenar energía en forma de grasa), disminuyendo la grasa corporal de la persona.

Image: Flickr

Advertisement

En tan solo unos días se observa un rápido incremento de la masa muscular y la fuerza, disminuyendo también el grado de daño de las fibras musculares, haciendo a los esteroides ideales para mejorar la tolerancia al ejercicio y tiempo de recuperación.

Sin embargo, el uso continuado también modifica el comportamiento. Esto se debe a que también hay receptores de esteroides en el sistema nervioso central, como en la corteza prefrontal, el hipotálamo y la glándula pituitaria. El efecto sobre estos receptores puede conducir a episodios de la denominada como “ira de esteroides”. 

De hecho, un estudio en atletas que usaban esteroides mostró una incidencia del 20% mayor de episodios maniaco-depresivos con respecto de individuos que no los utilizan. Incluso en ratones tratados con esteroides durante 10 semanas se tornaron agresivos hacia otros ratones colocados en las mismas jaulas. En este caso, los ratones macho se volvieron más agresivos y dispuestos a competir por sexo con hembras.

Advertisement

Image: Wikimedia Commons

Pero, y esto es muy importante, el incremento del impulso sexual no siempre significa tener mejor sexo. Por ejemplo, en las mujeres los esteroides pueden interferir con el ciclo estral y pueden producir disminución del apetito sexual. También puede acarrear engrosamiento de la voz e incremento del vello facial y corporal.

En el caso de los hombres, pueden llegar a desarrollar anormalidades de los espermatozoides y un bajo número de ellos. Por cierto, los esteroides también disminuyen la producción natural de hormonas necesarias para mantener el tamaño testicular, lo que significa que los testículos se pueden encoger.

Advertisement

Image: Wikimedia Commons

Y como la administración de la mayoría de esteroides se efectúa de manera cíclica, los niveles de testosterona pueden ser muy bajos en algunos periodos, lo que puede producir disfunción eréctil y disminución de la libido en hombres.

Asimismo, se ha observado que hasta un 40% de usuarios varones muestran un incremento en el tejido mamario, ya que algunos esteroides se transforman en estradiol, lo que estimula el crecimiento de las mamas. Por último, también pueden provocar la aparición de acné severo hasta en un 50% de los usuarios e incrementan el riesgo de enfermedad cardiaca e ictus.

Advertisement

Dicho todo esto, sí, los esteroides te ayudarán a incrementar tu musculatura rápidamente y a mejorar tu capacidad atlética, pero como casi todo lo que se produce en nuestro cuerpo de forma rápida y explosiva, también puede producir efectos adversos. [AsapSCIENCE]