Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Qué va a pasar a partir de ahora con el Bitcoin

47.2K
27
2
Imagen: Elena Scotti, Foto: Getty Images, Ilustración: Shutterstock

Desde sus inicios en 2009, el Bitcoin ha enriquecido y arruinado a mucha gente, ha ayudado a vender fentanilo y libros sobre criptomonedas, ha sobrevivido a millones de predicciones de colapso inminente y, a través de un proceso opaco para la mayoría de la gente, ha llegado a este punto en el que solo diez bitcoins podrían comprarte una casa de tamaño decente, suponiendo que tu asesor inmobiliario acepte criptomonedas. ¿Que pasará a partir de ahora? ¿Se derrumbará o sobrevivirá a la próxima década? Hemos preguntado a varios expertos para tener una idea del futuro de Bitcoin.

Sabrina T. Howell

Profesora Asistente de Finanzas en NYU Stern School of Business & NBER.

El Bitcoin representa un hito en el desarrollo de activos digitales: fue la primera moneda descentralizada que logró evitar el problema del “doble gasto”, codificando las reglas para acuñar nuevas monedas e incentivando a los participantes (“mineros”) a mantener y asegurar el registro histórico de las transacciones. Este es un avance que no tenía ninguna moneda, y ahora hay miles de criptomonedas. Se trata de la tecnología subyacente descentralizada y resistente a la manipulación de registros de blockchain.

Mi respuesta a “¿Qué va a pasar con el Bitcoin?” es que no tengo idea. Bitcoin enfrenta muchos desafíos para llegar a un uso generalizado, incluido el hecho de que solo puede gestionar 7 transacciones por segundo, mientras que Visa puede gestionar 10.000. Pero si los principales mineros adoptan una actualización de protocolo que permita volúmenes más altos, no es imposible que Bitcoin se use mucho más. Hoy en día, es principalmente un activo especulativo, una herramienta para el lavado de dinero y una moneda de último recurso para las personas de países con monedas muy mal administradas, como Venezuela.

El panorama general es que blockchain afectará a todos los sectores que dependen de datos seguros que se realizan entre muchos participantes, que básicamente son todos los sectores. Este otoño, se requerirá que los proveedores de vegetales de hoja verde de Walmart utilicen el blockchain de IBM creado para la logística de la cadena de suministro. Esto no es un accidente porque las verduras de hoja verde a menudo son fuente de enfermedades transmitidas por alimentos y causa de retiradas costosas. Cuando cada paquete esté en la cadena de bloques, los gerentes podrán encontrar la granja problemática en segundos en lugar de semanas, y descartar solo esos paquetes. Creo que la atención médica, los servicios financieros y el negocio inmobiliario también mudarán sus datos a blockchain.

Advertisement

Garrick Hileman

Jefe de Investigación en Blockchain e Investigador de la London School of Economics.

Bitcoin tiene poco más de 10 años, pero ya ha atraído a decenas de millones de usuarios y está creciendo más rápido que internet y el ordenador personal. Mirando hacia el futuro, hay una serie de potentes impulsores detrás del crecimiento de Bitcoin y otros criptoactivos. Hoy en día, los propietarios de stablecoins pueden ganar un 10% de interés anual en sus ahorros a través de varias plataformas Open Finance o DeFi (finanzas descentralizadas). Esto es muy superior a los minimis o las tasas negativas que ofrecen muchos bancos. El desarrollo de tecnologías descentralizadas de la Web 3.0 y el trabajo para reestructurar internet en torno a la infraestructura blockchain “no puede ser malo”, es otro impulsor a largo plazo del crecimiento de las criptomonedas.

A corto plazo, con nuestra actual inestabilidad financiera, comercial y política, el catalizador más poderoso para la adopción continua de criptoactivos es el papel de Bitcoin como un “activo duro” escaso y de confianza minimizada. De hecho, el suministro total inelástico y limitado de Bitcoin podría ser el activo más duro de la historia. Esta calidad ha sido un factor importante en la apreciación de 3x de la criptomoneda este año a raíz de las disputas comerciales entre Estados Unidos y China, los desafíos de la independencia del banco central, el Brexit y otras turbulencias políticas europeas, y el regreso de la inestabilidad financiera a Argentina y otros mercados emergentes.

James Grimmelman

Profesor de Derecho en Cornell Tech, cuya investigación se centra en cómo las leyes que regulan el software afectan a la libertad, la riqueza y el poder.

Bitcoin se convertirá en Bitcoins, en plural. Habrá forks y fragmentación. Algo de esto vendrá de profundos desacuerdos sobre decisiones técnicas. Parte será drama y política interior de la comunidad, alimentada por acusaciones de cárteles mineros secretos, identidades secretas y conspiraciones secretas. Y parte será impulsada por las presiones regulatorias de los gobiernos de todo el mundo. Los humanos nunca han sido buenos en el consenso, ni siquiera con la ayuda de la criptografía.

Advertisement

Linda Schilling

Profesora Asistente de Economía Financiera en Ecole Polytechnique CREST.

A corto y largo plazo, Bitcoin tiene que enfrentarse a sus competidores. La competencia proviene del grupo de las criptomonedas y de las monedas nacionales. A largo plazo, Bitcoin como producto tendrá que proporcionar una ventaja sobre otras monedas existentes, alguna característica que lo haga único. Bitcoin se anuncia a sí mismo como un vehículo para realizar pagos anónimos sin involucrar a un tercero confiable. Para pagar de forma anónima a través del euro, en cambio, debes entregar los billetes en euros cara a cara. Alternativamente, alguien más debe hacerlo en tu lugar, alguien en quien confías que no tomará tu dinero y saldrá corriendo. Curiosamente, la popularidad de las criptomonedas ha llevado a algunos bancos centrales a restringir aún más los servicios prestados por su producto. El abandono del efectivo a cambio de una moneda digital del banco central implica que los pagos anónimos con la moneda nacional serán completamente imposibles, creando un nuevo vacío para que las criptomonedas entren. El futuro de Bitcoin puede, por lo tanto, depender de la valoración de la privacidad que tengan las personas, y de la capacidad del Bitcoin para proporcionar pagos anónimos de manera confiable a una escala potencialmente grande y de una manera rápida y económica.

Advertisement

Steven Goldfeder

Investigador postdoctoral en Cornell Tech/IC3, cofundador de Offchain Labs y coautor de Bitcoin and Cryptocurrency Technologies:

La tecnología central de Bitcoin es revolucionaria, y puedes esperar que tanto Bitcoin como otros proyectos de blockchain sigan aquí a largo plazo. Pero si Bitcoin va a seguir siendo la criptomoneda dominante del futuro o si será destronada por otro proyecto depende en gran medida de cómo maduran sus competidores y de cómo la comunidad de Bitcoin, a su vez, responde.

A pesar de sus muchas fortalezas, Bitcoin tiene varias deficiencias, que otras criptomonedas buscan abordar. Por nombrar algunas: los contratos inteligentes de Ethereum amplían enormemente las posibilidades de construir aplicaciones descentralizadas potentes. Las transacciones privadas de Zcash ofrecen una mejora enorme sobre la naturaleza totalmente pública del historial de transacciones de Bitcoin. Y las más de 1000 transacciones por segundo de otros proyectos reducen la capacidad de Bitcoin (que se estima en menos de 10 transacciones por segundo).

Actualmente, estos proyectos competidores se encuentran en etapas relativamente tempranas y todavía tienen que demostrar que pueden ofrecer escalabilidad sin comprometer la seguridad. Pero a medida que pasa el tiempo, sin duda madurarán. Y cuando eso suceda, dependerá de la comunidad de Bitcoin adoptar estas tecnologías más nuevas dentro de Bitcoin, algo que la comunidad hasta ahora ha sido lenta o reacia a hacer, para mantener el dominio de Bitcoin.

Si bien Bitcoin fue bastante revolucionario en 2009, en 2019 otros proyectos están avanzando y haciendo mejoras innovadoras sobre el diseño original de Bitcoin. Y para que Bitcoin conserve su dominio en 2029, tendrá que estar abierto a incorporar algunas de estas innovaciones a medida que maduren.

Advertisement

Ghassan Karame

Jefe del Grupo de Investigación de Seguridad de NEC Labs y autor de Bitcoin and Blockchain Security.

Es difícil predecir cómo será el futuro de Bitcoin. Muchos intentaron este ejercicio por diversión (y su propio beneficio), y sus intentos no fueron necesariamente exitosos. Sin embargo, cualquier predicción de este tipo debería considerar los siguientes aspectos: la mayor conciencia de los usuarios, los planes de los reguladores, la posición de los grupos mineros y los avances de la tecnología de consenso.

A medida que pasa el tiempo, más usuarios (que no son mineros) parecen ser más conscientes de los conceptos/problemas subyacentes en Bitcoin. Si bien el hype no desapareció por completo, los usuarios parecen darse cuenta de que (1) los costes de realizar pagos en Bitcoin no son tan bajos después de todo, (2) el motor de Bitcoin consume más energía de lo esperado (Prueba de trabajo), (3) sus transacciones no son tan privadas y podrían vincularse a tu perfil (capa de red y vinculación basada en el comportamiento), y (4) no es tan descentralizado como se desea (pocos grupos de minería controlan su potencia computacional).

Paralelamente, los reguladores también son cada vez más conscientes de que (1) Bitcoin no es tan privado como temían inicialmente y podrían usarlo efectivamente como un “honeypot” donde muchos delincuentes dejan un rastro que no es tan fácil de borrar, y (2) no es imposible regular Bitcoin como se pensaba originalmente.

Los grupos mineros continuarán impulsando Bitcoin mientras siga siendo un negocio rentable. Mientras esto se mantenga, podrían estar dispuestos a resistir la presión de los reguladores, incluso podrían cooperar con la legislación fiscal nacional y podrían acordar un marco que regule su participación en Bitcoin.

Finalmente, la tecnología en sí misma podría madurar, y podríamos ver el nacimiento de una futura tecnología de consenso que no favorezca la agrupación y pueda reemplazar eficientemente la Prueba de trabajo. Esto solo puede agregar una presión considerable sobre los grupos mineros, pero no debería afectar considerablemente la posición de los usuarios/reguladores.

Con todo, Bitcoin parece haber pasado ya una fase difícil (adopción/resistencia a la presión). No parece haber amenazas considerables para Bitcoin que vayan a cambiar la situación actual a corto plazo. A largo plazo, si sigue resistiendo cualquier cambio drástico a pesar de todos los aspectos antes mencionados, corre el riesgo de ser simplemente invadido por un sistema más joven que atraiga más el apetito de todos los interesados ​​involucrados.

Share This Story