Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: HTC

Tras vender a Google mil millones de dólares en patentes y empleados, HTC volvió a probar suerte en la industria de la telefonía móvil con una serie de dispositivos centrados en la tecnología blockchain. Ahora la compañía taiwanesa se ha asociado con Midas Labs para que los terminales Exodus 1 y 1s puedan minar criptomonedas. Pero no son una inversión demasiado rentable.

Advertisement

“[La aplicación DeMiner] permite a los usuarios de Exodus extraer al menos $0,0038 en XMR al día, cuando el coste de la electricidad es menos del 50% de eso”, dijo a The Block el fundador de Midas Labs. El argumento es que un ordenador portátil puede minar hasta $0,06 al día en XMR (una alternativa a Bitcoin llamada Monero), pero consumiendo $0,156 en electricidad. Aun así, a nadie le salen las cuentas.

El HTC Exodus 1 Binance —único modelo disponible actualmente en la web de HTC— tiene un precio de 700 dólares. Según Decrypt, si estuviera minando todo el día, y suponiendo que el precio de Monero se mantuviera constante desde que se anunció la colaboración con Midas, el teléfono apenas produciría $1,39 en XMR en un año. Harían falta siglos para amortizar solo el precio del dispositivo, y ese cálculo ni siquiera tiene en cuenta los costes de electricidad o el hecho de que el teléfono deja de extraer monedas si está desconectado del cargador.

Advertisement

El HTC Exodus 1 fue lanzado en 2018. Solo se podía comprar con criptomonedas (a un precio original de 0,15 BTC o 4,78 ETH) y traía algunas características únicas, como un monedero criptográfico y la capacidad de servir de nodo de Bitcoin. La versión 1s era más barata, pero menos potente, mientras que la nueva edición Binance viene con soporte nativo para la plataforma de intercambio de criptomonedas del mismo nombre. Una apuesta total por la economía del blockchain en una industria en la que HTC ya no es relevante.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter