Imagen: Luciana Migliore.

Hace 800 a√Īos un adolescente llamado Laurentius Loricatus mat√≥ por accidente a un hombre en Italia. Despu√©s de esto se dirigi√≥ a una cueva en la que vivi√≥ durante los pr√≥ximo 34 a√Īos, azot√°ndose para expiar sus pecados. Hoy, esta historia pertenece en los Archivos Secretos del Vaticano, en un pedazo de pergamino cubierto de manchas color p√ļrpura.

Advertisement

Este tipo de da√Īo es com√ļn en los pergaminos antiguos, ¬Ņpero qu√© lo ocasiona? Un equipo de investigadores italianos, interesado en comprender mejor este texto antiguo, decidi√≥ identificar los microbios responsables de las manchas y para ello aplic√≥ una serie de nuevas t√©cnicas cient√≠ficas. Los investigadores nunca habr√≠an imaginado lo que encontrar√≠an.

‚ÄúEncontr√© microbios marinos‚ÄĚ, dijo a Gizmodo Luciana Migliore, de la Universidad de Roma Tor Vergata y autora principal del estudio. ‚Äú¬ŅC√≥mo llegaron a un pergamino de cabra que fue escrito hace 800 a√Īos? Esto fue una absoluta sorpresa‚ÄĚ.

El equipo comenz√≥ tomando muestras tanto de las partes con manchas p√ļrpuras como de partes sin manchas del pergamino, aislando el ADN y envi√°ndolo a un laboratorio en Texas para su procesamiento. Al analizar las secuencias encontraron 957 tipos de bacterias en las manchas p√ļrpura, y 407 tipos de bacteria en las zonas sin da√Īos, solamente compartiendo 140 especies de un total de 1224. La bacteria m√°s com√ļn en las manchas p√ļrpuras, por sorpresa, era la Gammaproteobacteria, la cual suele preferir el agua salada, seg√ļn publicaron el la revista cient√≠fica Scientific Reports.

Advertisement

Imagen: Luciana Migliore.

Entonces, ¬Ņc√≥mo se formaron las manchas? Este pergamino proviene de la piel de cabra, la cual sol√≠a ser conservada en salmuera. La sal podr√≠a haber actuado como cultivo para que los microbios p√ļrpura comenzaran a brotar. Despu√©s de salar la piel, era estirada, raspada y afeitada, quedando restos de sal en el exterior. El col√°geno en el pergamino ser√≠a el hogar las colonias bacterianas. Despu√©s, los pergaminos pod√≠an ser trasladados a los monasterios para que los autores pudieran escribir sus manuscritos, y en estos sitios estar√≠an expuestos a la humedad y cambios de temperatura. De esta forma florecer√≠a la bacteria p√ļrpura.

Otros investigadores se han mostrado bastante impresionados por el estudio y sus m√©todos. ‚ÄúEn mi opini√≥n, el estudio est√° muy bien escrito y las t√©cnicas que utilizaron son de vanguardia‚ÄĚ, coment√≥ a Gizmodo Guadalupe Pinar, de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena, Austria. ‚ÄúNo suele ser com√ļn que las personas trabajando en este campo suelan tener acceso a las infraestructuras y capacidades necesarias para llevar a cabo este tipo de an√°lisis‚ÄĚ.

Advertisement

Como con cualquier estudio, este viene con limitaciones. Pinar se√Īala que estos m√©todos solo se basan en un cierto conjunto de secuencias de ADN, lo que significa que podr√≠an faltar datos. Tambi√©n indic√≥ que otro estudio que est√° usando m√©todos diferentes para secuenciar el ADN, por lo que podr√≠a hacer un an√°lisis m√°s all√° de la composici√≥n bacteriana. Por otro lado, es importante apuntar que no siempre se pueden realizar estudios como este. Los autores tuvieron suerte al poder analizar piezas de un pergamino que se hab√≠an roto. Normalmente, tendr√≠an que rasgar el pergamino para poder hacer este trabajo.

De cualquier forma, el estudio a√Īade evidencia importante para apoyar la hip√≥tesis de c√≥mo se forman este tipo de manchas. El investigador Hector Morillas, de la Universidad del Pa√≠s Vasco en Espa√Īa, dijo a Gizmodo que cree que se trata de un trabajo impresionante. El equipo detr√°s del estudio ha ofrecido nuevas formas de entender c√≥mo envejecen estos pergaminos.

Seg√ļn Migliore: ‚Äúlo m√°s importante es la aplicaci√≥n de nuevas t√©cnicas que puedan ayudar a entender el proceso de envejecimiento de estos documentos tan antiguos‚ÄĚ. [Scientific Reports]