La m├íscara del fara├│n Tutankam├│n acaba de perder su barba a manos de los restauradores encargados de su limpieza. No contentos con ello, los t├ęcnicos han vuelto a pegar la pieza de madera y oro con pegamento moderno, da├▒ando a├║n m├ís una reliquia de valor incalculable.

Algunos de los restauradores egipcios est├ín haci├ęndole un flaco favor a su profesi├│n. Despu├ęs de las inquietantes noticias que nos llegan sobre c├│mo est├ín tratando de arreglar la pir├ímide m├ís antigua de Egipto, ahora es la m├íscara de Tutankam├│n la que sufre en manos de t├ęcnicos chapuceros dirigidos por aut├ęnticos irresponsables.

Advertisement

El arque├│logo Howard Carter descubri├│ la m├íscara en 1922 como parte del ajuar funerario del joven fara├│n Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Am├│n, que hab├şa sido enterrado en el Valle de los Reyes. La m├íscara es, probablemente, la pieza de arte egipcio m├ís conocida de todos los tiempos. Actualmente se conserva (es un decir) en el Museo de El Cairo.

Advertisement

Según informa la agencia The Associated Press, la máscara apareció de la noche a la mañana con la barba pegada chapuceramente con epoxi, un pegamento de dos componentes muy fuerte, pero completamente inadecuado para reparar piezas de esta antigüedad. No está claro como llegó a romperse, aunque se cree que se desprendió durante una limpieza rutinaria. Los tres conservadores a cargo de esta parte del patrimonio del museo ofrecen versiones contradictorias sobre el accidente.

Seg├║n explican los conservadores, que se han negado a dar sus nombres por miedo a represalias profesionales, la barba se rompi├│ pero, en lugar de llevar la pieza al laboratorio del museo para arreglarla adecuadamente, las autoridades del museo dieron la orden de arreglarla en el menor plazo posible para poder mantenerla en exhibici├│n.

Para m├ís inri, parte del epoxi manch├│ la superficie de la m├íscara durante la operaci├│n. Los que perpetraron el intento de reparaci├│n trataron de eliminar la mancha rascando la superficie con una esp├ítula, lo que ha provocado a├║n m├ís da├▒os. Las autoridades del Museo Egipcio no han querido responder preguntas sobre el incidente. El personal del museo asegura, de forma extraoficial, que se est├í llevando a cabo una investigaci├│n. [v├şa Telegraph/AP ]

Advertisement

***

Psst! tambi├ęn puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)