Rusia ha iniciado la construcción de la primera central nuclear flotante del mundo, que prevé estar operativa para 2016. El proyecto ha sido mostrado hoy por Aleksander Voznesensky, Director General de Baltic Plant, la mayor naviera rusa, y es una idea bastante mejor de lo que su nombre sugiere.

Rusia tiene una larguísima experiencia en buques propulsados por energía nuclear, desde submarinos hasta rompehielos gigantescos. La central nuclear no es más que una aplicación civil de esta tecnología pensada para proporcionar energía eléctrica en áreas remotas o en zonas que han sufrido catástrofes.

Equipada con dos reactores nucleares KLT-40 modificados, este generador flotante ser√° capaz de dar corriente a una ciudad de hasta 200.000 habitantes. El nav√≠o necesita una tripulaci√≥n de 69 personas y no es capaz de moverse por si mismo, sino que debe ser remolcado hasta donde se precisen sus servicios. Pese a no poder moverse, estar√° preparado para resistir incluso tsunamis o colisiones con otros barcos sin que se produzcan da√Īos a los reactores. La central est√° pensada para funcionar por un per√≠odo m√°ximo de 40 a√Īos en servicio, tras los que se prev√© que sea desmantelada y sus componentes reutilizados.

Advertisement

La central tambi√©n puede ser modificada para convertirse en una planta desalinizadora ambulante con capacidad para purificar 240.000 metros c√ļbicos de agua de mar diarios. Quince pa√≠ses entre los que se cuentan China, Indonesia, Malasia, Argelia, Namibia, Cabo Verde y Argentina ya han mostrado su inter√©s por este proyecto. [OKBM via RT]