Cuando nos enteramos de la noticia dudamos si ten√≠a el suficiente inter√©s. Una b√ļsqueda en Google nos sac√≥ de dudas. Se pod√≠an contar con los dedos de una mano los casos de tortugas extraviadas en el interior de una vagina. Que la joven no supiera c√≥mo lleg√≥ hasta all√≠ era totalmente ins√≥lito.

Ocurrió en la madrugada del pasado sábado en Canarias, en la isla de Tenerife. Una joven británica que había salido de marcha con sus amigos se presenta en la sala de urgencias del municipio de Arona con un fuerte dolor en la zona vaginal.

Advertisement

El médico de guardia procede a realizarse una inspección y comprueba con sorpresa que en el interior de la vagina de la joven tenía una tortuga muerta. La chica, que por motivos obvios no se sabe su nombre, presentaba una infección en la zona, aunque lo más sorprendente de todo es que decía no recordar cómo había llegado el animal hasta allí.

Las circunstacias, totalmente insólitas para los servicios médicos, requirieron de la presencia de la policía para tomarle declaración y tratar de descifrar qué había ocurrido horas antes.

Hasta el momento no se sabe c√≥mo ni por qu√© el animal apareci√≥ en el interior de la chica, ni mucho menos qui√©n es el due√Īo de la tortuga.

Advertisement

Por cierto, aunque Google apenas nos ofreció resultados sobre otros casos de tortugas en vaginas, podemos corroborar que vivimos tiempos increíbles. [El Día]