Una mujer canadiense de 62 años sufrió dolorosas quemaduras de segundo grado en sus genitales tras darse un baño de vapor vaginal en su casa, según el informe del caso médico. La mujer había retrasado una cirugía reconstructiva que necesitaba para tratar una lesión vaginal anterior al incidente.

La historia ha sido detallada por su médica en un informe publicado por el Journal of Obstetrics and Gynecology Canada.

Los tratamientos de vapor vaginal, que han sido promocionados por algunos gurús de la salud como Gwyneth Paltrow, se anuncian como una forma de “desintoxicar” la vagina. A menudo, el vapor incluye remedios herbales que se dice que aumentan el potencial de curación del cuerpo.

En este caso, un médico tradicional chino le dijo a la mujer que el tratamiento la ayudaría a reparar su prolapso vaginal, una afección por la que una parte de la vagina se sale de su posición y puede provocar complicaciones como estreñimiento, dolor e infecciones crónicas del tracto urinario. Aunque existen opciones no quirúrgicas para el prolapso vaginal, como dispositivos de goma insertados dentro de la vagina para dar soporte, la cirugía se considera el único tratamiento completamente efectivo.

Advertisement

Siguiendo el típico procedimiento de vapor , la mujer se sentó sobre agua hirviendo durante 20 minutos al día durante dos días. Después de la segunda sesión, sufría tanto dolor que corrió a la sala de urgencias, donde le diagnosticaron quemaduras de segundo grado. Las quemaduras se encontraban específicamente en el tejido vaginal prolapsado.

La mujer no estaba gravemente herida, por suerte. Pero necesitaba sanar antes de que los médicos pudieran realizar la cirugía que realmente trataría su prolapso vaginal. La autora del informe espera que su historia pueda recordar a otros médicos que necesitan alejar a sus pacientes de todo tipo de remedios de moda.

Advertisement

“Los médicos deben conocer los tratamientos alternativos disponibles para las mujeres para que el asesoramiento pueda mitigar cualquier daño potencial”, escribió Magali Robert, uroginecóloga de la Universidad de Calgary en Canadá.

El problema específico de la mujer probablemente aumentó las posibilidades de lesiones graves durante el baño de vapor vaginal. Pero aunque el vapor vaginal no queme la vagina normalmente, tampoco hace nada para mejorar la salud. Por un lado, el calor y los vapores de hierbas probablemente no lleguen al canal vaginal. Y como muestra el caso de esta mujer, es mejor no acercar el vapor hirviendo a tu vagina. Lo que es más importante, como han explicado una y otra vez expertos en salud como Jen Gunter: la vagina ya es un órgano autolimpiante, no requiere “desintoxicación” adicional.