Hace solo tres años, la idea de que un smartphone de casi seis pulgadas fuera a generar algo más que risas parecía imposible. Samsung inició con el Galaxy Note en el 2011 una categoría que, por aquel entonces, parecía cómica. ¿Quién iba a querer teléfonos tan gigantescos? Resultó que millones de usuarios. Ya se sabe: quien ríe el último... Tres años después, Samsung no solo ha obligado a Apple a rendirse con el iPhone 6 Plus, sino que ahora presenta la cuarta generación del equipo que comenzó todo esto: el Galaxy Note 4. En Gizmodo en Español lo hemos probado a fondo durante una semana. Este es nuestro análisis.

¿Qué es?

Es el nuevo Galaxy Note, la cuarta generación del phablet con el que Samsung comienza a decir adiós de una vez por todas al plástico. Siguiendo la estela de diseño marcada por el Galaxy Alpha, el Note 4 ya utiliza cuerpo de metal, y no esa imitación brillante del aluminio del Note 3 o el Galaxy S5. Cuenta con una gloriosa pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas y resolución qHD (2560 x 1440). Y sí, un stylus marca de la casa que resulta bastante más útil de lo que un podría pensar. Añade a todo eso el lector de ritmo cardíaco en la parte posterior, como en el Galaxy S5, y el resultado es el mejor equipo fabricado por Samsung hasta la fecha.

Diseño

Advertisement

Si has probado los anteriores modelos del Galaxy Note, incluido el Note 3 del año pasado, estarás de acuerdo con esto: el Note 4 es el primero que de verdad es elegante, premium. Ahora sí. Le ha costado, pero Samsung por fin ha dado con una línea de diseño de calidad capaz de competir al nivel de Apple, HTC o Sony.

El cuerpo del Note 4 es metálico y biselado en los bordes de una forma que recuerda al iPhone 5s. Y esto es curioso: ahora que el iPhone 6 Plus, el HTC One M8, el Sony Xperia Z3 o Nexus 6 han cambiado las líneas rectas y bruscas por bordes redondeados y suaves al tacto, Samsung apuesta justo por la línea contraria. La duda el salto ha cogido a Samsung a contrapié, o si ha sido una decisión meditada.

Advertisement

El Note 3 (izquierda) junto al Note 4.

Tampoco importa demasiado. Pese a la omnipresente cubierta trasera de plástico (la esclavitud de las baterías reemplazables...), el Note 4 es el smartphone mejor diseñado por Samsung. No solo en la categoría phablet, también como competidor de móviles de menor tamaño (entre 5 y 5,7 pulgadas). Que se lo pregunten al Galaxy S5. Lo bueno del Note 4 es que, pese a ser un teléfono enorme, Samsung ha sabido diseñarlo de forma bastante más compacta que, por ejemplo, el iPhone 6 Plus. Con una pantalla menor, de 5,5 pulgadas, el móvil de Apple acaba siendo en realidad más grande que en dimensiones que el Note 4.

Advertisement

El Note 4 se diferencia además del resto del phablets y smartphones en el stylus, al que Samsung ha sabido sacar partido y convertir en algo útil. Para un escéptico de los lápices ópticos en móviles como yo, el que integra el Note 4 es un sorprendente acierto: ideal para anotar imágenes y documentos, dibujar, enviar mensajes escritos a mano o manejar algunos documentos de texto pequeño. Es preciso y rápido. Lo malo: Samsung podía haberse esmerado más en su diseño. Es ligero y de plástico, todo lo contrario a la sensación premium que ofrece el Note 4.

Advertisement

Utilizándolo

Advertisement

Lo primero que notarás al utilizar el Note 4 es su espectacular pantalla. No verás una igual en ningún otro phablet o smartphone, Android o iPhone. Su panel Super AMOLED de resolución 2560 x 1440 (qHD - 518 píxeles por pulgadas) muestra los colores más vibrantes y el brillo más intenso que hemos visto en un smartphone.

Advertisement

Los ángulos de visión devuelven tonos casi perfectos (se aprecia eso sí un leve tono rosado en fondos blancos observando el Note 4 desde un lateral, pero nada molesto en uso normal). En exteriores, el brillo de la pantalla es inmejorable. Se nota a simple vista comparando por ejemplo el brillo a máxima potencia del iPhone 6 Plus y del Note 4, observando desde un lateral:

Advertisement

Además de todo lo anterior, tal vez donde más se nota la calidad de la pantalla es a la hora de leer texto en el navegador o en otros documentos. La nitidez es excepcional, y eso lo van a agradecer tus ojos:

Advertisement

En el frente del software, el Note 4 viene con Android 4.4 KitKat personalizado con el ya popular interfaz TouchWiz de Samsung. La capa de software de la coreana ha evolucionado mucho durante los últimos años. Sobre todo simplificando el interfaz y centrándose en hacer menos, pero mejor. El resultado de esa evolución se nota al instante en el Note 4.

La opción de ver varias aplicaciones en múltiples ventanas sigue ahí, igual que en anteriores modelos del Note. ¿Útil? Requiere un tiempo de uso para darse cuenta de que en realidad lo es. Por ejemplo, para tener a la vez en la pantalla un mapa de Google y un navegador en el que ir comprobando direcciones y teléfonos de un restaurante; para ver tu email y agenda a la vez; para ver un vídeo de YouTube mientras haces cualquier otra cosa (chatear, anotar, leer...). Esa es la idea.

Advertisement

Advertisement

Luego está novedades bienvenidas como la posibilidad de reducir el tamaño de las aplicaciones con un simple gesto desde la esquina superior derecha, tal y como puedes ver arriba. Puedes convertir las apps en ventanas más pequeñas o en burbujas flotantes para mover en la pantalla como quieres. Muy útil si estás hablando con alguien por Google Hanouts y quieres comprobar un email o un mensaje a la vez. En el fondo, otra forma más de multitarea que realmente saca partido al tamaño del móvil. Y de eso se trata.

Pese a lo anterior y a la buena evolución de TouchWiz, seguimos echando de menos aún más simplicidad: menos aplicaciones impuestas por defecto y a calzador (¿PenUp? ¿Integración por defecto con Flipboard? ¿S Voice? ¿Galaxy Apps?), menús más sencillos, más intuitivos y mejor diseñados. Con la llegada de Android 5.0 Lollipop, Samsung tiene la oportunidad (y el reto) de convertir TouchWiz en la capa de personalización que siempre debió ser.

Advertisement

Cámara

Advertisement

Llegamos a uno de los puntos fuertes del Galaxy Note 4. Se había hablado mucho y bien de la cámara del iPhone 6 Plus. Y con razón. En nuestro análisis pudimos comprobar que el phablet de Apple cuenta con una de las mejores cámaras en este tamaño. ¿La mejor? No tan rápido. La del Note 4 (16 MP la trasera + vídeo 4K + estabilizador óptico; 3,7 MP la frontal) Debajo puedes ver una comparativa de fotos tomadas con ambos terminales.

Advertisement

A plena luz del día, con múltiples contrastes de luz

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

En esta foto complicada, a plena luz del día y con muchas zonas de tonos y exposiciones diferentes, ambos terminales hacen un gran trabajo, aunque el iPhone 6 Plus consigue un mayor equilibro sobre todo de luz.

Galaxy Note 4 - con HDR

Advertisement

iPhone 6 Plus - con HDR

Advertisement

Uno de los puntos fuertes del Note 4 es su modo HDR. En estas imágenes se puede ver cómo compensa muy bien los tonos claros y oscuros, haciendo un trabajo bastante mejor que el iPhone 6 Plus. Tal vez el resultado final muestre unos tonos y compensación algo artificial, pero en general el resultado es superior al del iPhone 6 Plus.

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

Misma situación compleja por los contrastes de luz y colores, y ambos terminales la resuelven de forma casi perfecta, aunque tal vez de nuevo con una mejor exposición en el iPhone 6 Plus.

Galaxy Note 4 - con HDR

Advertisement

iPhone 6 Plus - con HDR

Advertisement

El modo HDR del Galaxy Note consigue otra vez un mejor equilibro de luz y colores en fotos complicadas como esta.

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

En este caso, enfocando en primer plano con un segundo plano de fondo muy iluminado, el mejor resultado lo consigue claramente el Galaxy Note 4, tanto en el plano general, como en el de máximo zoom, con mayor alcance y nitidez.

Advertisement

De noche y con flash

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

La nitidez en ambos casos es muy similar (ligeramente más conseguida la del iPhone 6 Plus) pero la foto de 6 Plus está mejor expuesta.

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

Igual: la nitidez y exposición en el iPhone 6 Plus superan a las del Galaxy Note 4.

Galaxy Note 4

Advertisement

iPhone 6 Plus

Advertisement

Con flash, el resultado no es excelente en ninguno de los casos, pero el Galaxy Note 4 consigue una mayor definición y ajuste de luz y color.

En definitiva, como has visto en la breve comparativa, la cámara del Note 4 y el iPhone 6 Plus están al mismo nivel. El iPhone 6 Plus consigue resultados ligeramente superiores a plena luz del día y en fotos complejas, pero el modo HDR del Note 4 es realmente bueno. De noche el iPhone 6 Plus juega con ventaja, aunque no tanto en fotos con flash. Dicho de otra forma: si dudas entre uno y otro, la cámara no es el elemento que va a definir la balanza. Ambos captan fotos impresionantes en calidad.

Advertisement

¿Vídeo? Ahí va una muestra de la cámara lenta del Galaxy Note 4.

Rendimiento y batería

El Galaxy Note 4 es uno de los primeros móviles en utilizar el procesador Snapdragon 805 de Qualcomm, y se nota. En nuestras pruebas durante una semana no hemos notado ningún problema de retardo a la hora de ejecutar aplicaciones, cámara, vídeo o probar juegos más o menos intensivos en gráficos, todo lo contrario. La GPU Adreno 420 cumple sobradamente y, junto a la potencia del procesador Qualcomm, el resultado es un hardware que parece optimizado a la perfección con el software.

Advertisement

La cosa es ligeramente diferente en autonomía. El Galaxy Note 4 cuenta con una batería de 3.200 mAh. En nuestro uso diario intensivo hemos podido obtener día y medio sin problema, aunque en cuanto añades una buena sesión de fotos, vídeo y algún que otro juego, la autonomía se queda en solo un día. Hay smartphones que lo superan con creces, como el Sony Xperia Z3, pero tampoco se puede decir que la batería sea un obstáculo en el Note. El modo "ultraahorro de energía" ayuda a estirar la batería y también el de la carga rápida para reducir tiempos, pero tampoco de forma significativa.

Advertisement

Nos gusta

  • Diseño: al fin. Parecía imposible poder decir esto de un smartphone Galaxy, pero el Note 4 tiene ese toque premium y metálico que necesitaban urgentemente los equipos de la compañía.
  • Pantalla: la mejor pantalla que verás en un phablet (o en cualquier smartphone). Sin más.
  • Cámara: no es la ganadora en todos los frentes, pero se mide sin complejos con la cámara del iPhone 6 Plus, una de las mejores este año.
  • El lápiz S Pen: un diferenciador que además resulta útil para tomar notas o realizar dibujos sobre la marcha. Si mejoran su diseño para que no parezca un lápiz de plástico y hueco y añaden más funciones en software, sería casi, casi perfecto.

Advertisement

No nos gusta

  • Software: TouchWiz necesita ser aún mucho más simple e intuitivo. Samsung ha realizado un gran trabajo rebajando el nivel de complejidad y eliminando apps superfluas, pero necesita una vuelta más de tuerca. ¿Tal vez con Android 5.0?
  • Batería: Ni mucho ni poco, y eso es una oportunidad perdida. No es fácil conseguir dos días con esa pantalla, pero con un panel ligeramente inferior otros como Sony lo han conseguido.
  • No es resistente al agua y al polvo: el Xperia Z3 es de nuevo un ejemplo de que sí, es posible diseñar un smartphone atractivo y con materiales premium y además resistente al agua y al polvo.

Advertisement

¿Me lo compro?

Advertisement

Esta vez es sencillo. ¿Te gustan los teléfonos grandes de verdad, de más de 5-5,5 pulgadas? ¿Estás buscando un Android? Entonces el Galaxy Note 4 es una de las mejores opciones ahora mismo. Si estás dispuesto a sacrificar calidad de pantalla y tamaño por una mejor batería, el Xperia Z3 sería nuestra recomendación. Habrá que esperar a probar a fondo el Nexus 6, pero será difícil que supere al Note 4 en un punto muy concreto: sacarle partido al tamaño tanto en hardware y software.

Advertisement

Especificaciones

  • OS: Android 4.4 con TouchWiz
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 805
  • Pantalla: 5,7 pulgadas, 2560 x 1440 qHD Super AMOLED (518 ppp)
  • RAM: 3GB
  • Almacenamiento: 32GB o 64GB + micro SD hasta 128 GB
  • Cámara: 16 MP trasera/ 3,7 MP la frontal
  • Batería: 3200 mAh
  • Precio: desde 699 euros libre / $300 - $350 con contrato en EE.UU

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)