Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Dave Perkins

El domingo pasado se registraron tres tornados en la costa del Golfo: destrozaron casas, negocios, iglesias... arrancaron árboles, tumbaron coches y provocaron incendios en los tendidos eléctricos. Un hombre grabó la formación de uno de ellos desde el balcón de su casa mientras su novia le gritaba que entrara. Se jugó la vida, pero el vídeo no tiene desperdicio.

Ocurrió en Florida. La persona que graba se llama Dave Perkins y lo que vemos es una tromba marina o manga de agua tornádica que se forma en la isla de Okaloosa y cruza el mar hasta Fort Walton Beach, donde causa graves daños. Sí, los tornados pueden moverse sobre el agua y no son precisamente inofensivos: este tocó tierra en la costa y continuó hacia el norte, donde destrozó al menos una casa e hizo volar una camioneta.

Afortunadamente, nadie resultó herido. Tampoco Dave Perkins, que no paró de grabar el tornado desde su balcón hasta que este se salió de plano en su recorrido destructivo por el vecindario. Así relata Perkins la experiencia:

Me estaba preparando para poner unos bistecs en la parrilla cuando miré el cielo y noté algo bastante siniestro. Corrí al interior de la casa, le pedí a Kathy que agarrara a nuestro perro y volví al balcón. Cuando me puse a grabar, la tromba marina ya había comenzado a formarse, pero pudimos cazarla antes de su transformación en el Golfo, sobre la isla de Okaloosa, cruzando el canal y hacia el interior de Fort Walton Beach.

Advertisement

Dependiendo de lo fuerte que azote el viento, una tromba marina puede hacer volar por los aires cualquier cosa que esté a menos de un metro de la superficie del agua, incluyendo peces de diferentes tamaños que a veces llegan hasta las nubes y son transportados con la tormenta hasta caer de nuevo en el agua o sobre tierra. La lluvia de peces en el interior no es común, pero ha llegado a documentarse a 160 kilómetros de la costa.

[ViralHog vía Microsiervos]

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter