En las √ļltimas 24 horas Twitter ha suspendido miles de cuentas falsas en lo que parece una purga de bots provenientes de Rusia. No es la primera vez que sucede, pero en esta ocasi√≥n la purga se ha cebado especialmente con los seguidores de diversas cuentas conservadoras que apoyan a Trump.

Advertisement

Los usuarios afectados por la purga han llegado a perder hasta 3.500 seguidores y no están nada contentos. Algunos hasta se han organizado en torno al hasthtag #TwitterLockOut en lo que consideran una maniobra política por parte de Twitter para limitar su peso en la red social.

Huelga decir que, hasta donde han podido comprobar desde Gizmodo Estados Unidos, ninguna de las cuentas suspendidas pertenecen a usuarios legítimos. Eso no ha impedido que cuentas como la del neo-Nazi Richard Spencer despotriquen de lo lindo y acusen a Twitter de haber suspendido a usuarios legítimos.

Advertisement

Bill Mitchell, que es una conocida voz conservadora y defensor de las políticas de Donald Trump en Estados Unidos asegura que la purga le ha hecho perder 4.000 seguidores.

Algunos de los usuarios m√°s enfadados est√°n haciendo campa√Īa para abandonar Twitter en favor de una nueva red social llamada Gab. En los √ļltimos meses, Gab est√° ganando considerablemente atractivo entre supremacistas blancos y neo-Nazis expulsados de las redes convencionales.

Advertisement

Advertisement

En Gizmodo nos hemos puesto en contacto con Twitter para averiguar más sobre la naturaleza de esta purga y el alcance de usuarios afectados con la suspensión de sus cuentas.