Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Tanques inflables y otros objetos falsos de la Segunda Guerra Mundial

33.2K
11
8

Engañar al enemigo fue un imperativo durante la Segunda Guerra Mundial, pero algunos de los trucos acabaron siendo bastante surrealistas. Para despistar al enemigo, ejércitos de todos los bandos crearon coches, tanques, armas, soldados y hasta pueblos enteros falsos. Eran bastante convincentes, siempre y cuando no te acercaras demasiado.

Advertisement

Tanques inflables utilizados por una unidad del ejército estadounidense (conocida como 23rd Headquarters Special Troops) justo después del Día D. La unidad estaba especializada en este tipo de tácticas de engaño.

Muñecos (llamados Oscar por los estadounidenses y Rupert por los británicos) ayudaban en caso de una invasión por aire para dar la impresión de tener más efectivos.

Camiones de goma utilizados por la “23rd Headquarters Special Troops” estadounidense para engañar al enemigo.

Advertisement

Un avión-señuelo japonés en la base aérea de Yontan, Okinawa, Japón.

Advertisement

Pueblos falsos, como este de más de 10 hectáreas construido sobre el tejado de una fábrica de Boeings B17, cerca de Seattle, EE.UU.

Maquinaria para intentar engañar al enemigo con sonidos, desarrollada por el ejército estadounidense en colaboración con ingenieros de Bell Labs. Grababan sonidos de tanques e infantería y lo reproducían luego con enormes altavoces sobre vehículos semioruga, o halftracks.

Advertisement

Bases aéreas falsas en Reino Unido utilizadas durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Incluían aviones fuera de servicio y tiendas de campaña. Algunos incluían también búnkers. Por la noche añadían antorchas de parafina de forma que cuando los Nazis bombardeaban la zona, se incendiaban depósitos de aceite para hacerles creer que la operación había sido un éxito.

Artillería de goma. Contenía aire en lugar de munición.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story