The Man in the High Castle es una producción televisiva de Amazon Studios á la Netflix, creada para disfrutarse a través de internet. Está basada en la novela homónima de Philip K.Dick y su punto de partida es alucinante: un universo alternativo donde el Eje, y no las fuerzas Aliadas, ganaron la Segunda Guerra Mundial.

Advertisement

Nota: este art√≠culo no tiene ning√ļn spoiler sobre la trama de The Man in the High Castle, puedes leer sin miedo.

Advertisement

El resultado es que lo que hoy conocemos como Estados Unidos está dividido en 3 partes: una costa este dominada por la Alemania Nazi y completamente bajo el control y la ideología nacionalsocialista, una costa oeste dominada por Japón imbuida también por completo en su cultura y un territorio neutro, una franja, justo en el centro (lo que sería la formación natural de las rocosas, aproximadamente) separando ambos territorios.

Y del mismo modo que la Guerra Fr√≠a se desarroll√≥ posteriormente entre los pa√≠ses ganadores tras la Segunda Guerra Mundial (en nuestro universo, al menos, fueron Estados Unidos y Rusia) Jap√≥n y Alemania est√°n en The Man in the High Castle envueltos en un conflicto similar: tensiones, bombas at√≥micas apuntando a uno y otro lado y Hitler que por supuesto contin√ļa vivo viendo como dos de sus oficiales se relamen con sucederle mientras √©l sufre de Parkinson.

Advertisement

Así que la premisa, el punto de partida, de The Man in the High Castle es magnífico. Lo tiene todo, un universo fascinante dispuesto a desplegarse con solo unos simples pero acertados golpes de batuta. Las buenas noticias: lo consigue, vaya que sí. Las malas: sí, pero...

Por qué deberías verla

Philip K. Dick deber√≠a ser suficiente garant√≠a cuando se trata de obtener ciencia-ficci√≥n de calidad, aunque la serie se desv√≠a en cierta medida del original. Aparte, la trama est√° llena de suspense, de giros inesperados, de ciencia ficci√≥n y de un aura de distopia bien conseguida que sorprende sin tregua cada pocos minutos y hace que te cuestiones: ‚ÄúOh, ¬Ņesto realmente podr√≠a haber ocurrido as√≠ si los vencedores de la Segunda Guerra Mundial hubiesen sido otros?‚ÄĚ y de las dimensiones morales y sociol√≥gicas que tuvo el resultado real: la dominancia de Estados Unidos en muchos aspectos de la cultura pop, el cine y la televisi√≥n no existe, por ejemplo.

Advertisement

Algunas de las marcas americanas m√°s populares (Coca-Cola, Apple) sencillamente no existen y la relevancia cultura de los vencedores es, en cambio, mucho m√°s prominente (Volkswagen por todos lados, las artes marciales como deporte nacional...). The Man in the High Castle imagina con acierto y detalle la importancia de algo que ahora nos parece tan lejano como la Segunda Guerra Mundial. A cuestionar cosas y realidades que hoy nos parecen obvias, pero que en realidad le deben mucho a la Historia de hace 70 a√Īos.

Advertisement

Y luego est√°, por supuesto, que imaginar universos alternativos es divertido, y un sano ejercicio. The Man in the High Castle lo recrea todo con tal detalle que merece la pena solo para sumergirse en ese fascinante mundo dist√≥pico alternativo. ¬ŅLa parte de ciencia-ficci√≥n? No es la que domina, ni mucho menos, pero cuando lo hace, lo borda. No es necesario mucho m√°s.

Olvídala sí...

No te gustan las tramas lentas y si las actuaciones son lo prioritario. No son malas, pero salvo casos aislados aquí y allá no convencen demasiado. El malo malísimo, el héroe atípico, la protagonista de buen corazón pero algo sosaina... están sacados del capítulo 1 del manual de los tópicos y aunque no restringen la serie, sí que le bajan en cierto modo la calidad.

Advertisement

No te gusta la ciencia-ficci√≥n, los universos alternativos dist√≥picos y cualquier cosa que tenga que ver con la Segunda Guerra Mundial, aunque est√© reinterpretada. La mayor√≠a de cap√≠tulos acaban tambi√©n con un cliffhanger (una escena con particular suspense que se ‚Äúcorta‚ÄĚ hasta el principio del siguiente) y los cliffhangers tambi√©n tienen su particular club de detractores, si perteneces a √©l dudo que The Man in the High Castle se para ti.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)