El ser humano solo tiene un arma con la que defenderse en este mundo, y está dentro de su cabeza. A nivel físico, no somos nada. Este vídeo grabado en el zoológico de San Antonio, Texas, nos lo recuerda de la manera más cruda: enfrentando a tres fornidos profesionales de lucha libre contra un león.

Advertisement

La prueba, por fortuna para los luchadores, no se desarrollaba en un ring, sino a ambos extremos de una cuerda pasando por un peque√Īo agujero que comunicaba el recinto de los leones con el exterior.

En un lado de la cuerda, con un peso de 114 kilos, la leona Axelle. En el extremo opuesto, tres atletas profesionales cuyo peso no se estableció en el momento de la prueba, pero que facilmente triplique el de la leona.

Advertisement

¬ŅResultado del encuentro? Axelle 1 - Luchadores profesionales 0

No es que la leona haya ganado, es que lo hizo sin siquiera moverse de su sitio. Simplemente sujeta la cuerda entre los dientes y se planta firmemente en el suelo. Si llega a tirar quiz√° gubieramos visto a tres fornidos luchadores estamp√°ndose contra una ventana blindada.

No es el primer v√≠deo que nos recuerda lo d√©biles que somos. Hace poco m√°s de un mes Mike Hodge, propietario del Centro de Depredadores Makarele, en Sud√°frica, fue arrastrado limpiamente por un le√≥n como si fuera un mu√Īeco de trapo. Por fortuna, el le√≥n no ten√≠a hambre aquel d√≠a y Hodge fue trasladado a un hospital, donde se recuper√≥ de las heridas. Eso no hace su ataque menos escalofriante. [v√≠a My San Antonio]