El del pasado viernes ha sido uno de los incendios más espectaculares que se recuerdan en Texas. Un camión cargado de desodorante Axe Body Spray se ha incendiado en Belton. El accidente ha convertido las inmediaciones en una auténtica zona de guerra azotada por una lluvia de proyectiles explosivos.

Advertisement

KCEN informa de que el incendio fue tan virulento que el Sheriff de Bell County se vio obligado a cerrar parte de la cercana interestatal 35. Por fortuna, no ha habido que lamentar heridos a pesar de las llamas y, sobre todo, de los proyectiles de desodorante volando en todas direcciones. El camión quedço calcinado hasta el chasis.

La metralla humeante llegó a alcanzar las calles adyacentes y obligó a los curiosos a retirarse y buscar refugio. Pese a lo que suele anunciar la publicidad de la marca, el incidente no ha atraído decenas de mujeres irresistiblemente atraídas por el aroma del desodorante. Hasta la fecha no se han registrado comentarios sobre si el incendio mejoró el olor de la zona o no. [vía Austin American-Statesman]