Durante años, los libros de biología del colegio nos han enseñado que los cromosomas tienen una forma similar a una X gelatinosa. Es hora de olvidar esa imagen porque no es real. Investigadores del Instituto de Biología Babraham, en Cambridge, han empleado nuevas técnicas de imagen que han revelado que los cromosomas se parecen más a un ovillo de lana muy desordenado.

El estudio ha utilizado miles de mediciones convertidas en imagen por un sistema de modelado de software. El resultado es el que veis en el vídeo sobre estas líneas. Los cromosomas tienen el aspecto más similar a un plato de spaghetti que descansa en el núcleo de nuestras células. Al parecer, sólo adoptan una forma parecida a la de una X durante los procesos de división celular.

El equipo de Babraham confía en que la nueva y más realista imagen de los cromosomas sirva para arrojar luz a nuevos descubrimientos sobre su estructura y funcionamiento. [Nature vía Phys.org]