Screenshot: Google Maps

El pasado nueve de octubre, los 14 cient√≠ficos que trabajan en la remota estaci√≥n rusa Bellingshausen se reunieron para cenar en el comedor de la cantina. Sin mediar palabra, un investigador llamado Sergei Savitsky se levant√≥, sac√≥ su cuchillo y comenz√≥ a asestar pu√Īaladas en el pecho a uno de sus colegas.

Advertisement

El incidente no ha salido a la luz hasta esta semana gracias a varias noticias emitidas por la agencia rusa Interfax. La víctima se llama Oleg Beloguzov, y ha sobrevivido por poco. Poco después del ataque, Savitsky se entregó al comandante de la estación, que lo sometió a arresto domiciliario hasta que llegaran las autoridades pertinentes. La víctima fue evacuada de urgencia a un hospital en Chile, donde permanece en observación. Su agresor ha sido ya trasladado a San Petersburgo, donde las autoridades rusas le han acusado formalmente de intento de homicidio.

Localización de la base rusa.
Screenshot: Google Maps

El intento de asesinato no solo es uno de los pocos registrados en la Ant√°rtida. Lo m√°s ins√≥lito es que a d√≠a de hoy no hay ninguna explicaci√≥n oficial sobre las causas del incidente. Al parecer Savitsky y Beloguzov trabajaban y pasaban muchas horas juntos. Seg√ļn el comandante de la estaci√≥n, Alexander Klepikov, las tensiones habituales por convivir en un espacio tan confinado afloraron en un colapso emocional por parte de Savitsky.

Advertisement

Tras el arrebato, el investigador se mostr√≥ completamente racional, asumiendo completamente su culpabilidad y aceptando la reclusi√≥n preventiva en la estaci√≥n sin ofrecer resistencia. La estaci√≥n cuenta con una poblaci√≥n m√°xima de 38 personas en verano. Durante el invierno, la poblaci√≥n se reduce a entre 15 y 25 personas. Cerca de la base se encuentra la Iglesia de la Santa Trinidad,‚Äč la mayor iglesia ortodoxa de la Ant√°rtida. [v√≠a New York Post]