Un gusano nematodo descubierto a 1,4km de profundidad en una mina africana.
Foto: Gaetan Borgonie / Extreme Life Isyensya, Belgium (Deep Carbon Observatory)

Lo llaman la biosfera oscura, y es un ecosistema tan enorme que su tamaño es más del doble del que ocupan todos los océanos del planeta juntos. Y lo mejor es que apenas hemos comenzado a explorarlo. Literalmente no sabemos cuántas especies hay ahí abajo, ni de qué tipo son.

Advertisement

Sabíamos desde hace tiempo que hay animales capaces de vivir en ambientes tan extremos como las profundidades de nuestro planeta, pero nunca hasta ahora habíamos estimado la densidad de ese ecosistema. Eso es precisamente lo que han logrado un grupo de científicos de la Universidad de Tennessee. Su estudio no es precisamente un simple cálculo. Se trata de un proyecto en el que han participado más de 1.000 investigadores y que engloba los estudios obtenidos a partir de cientos de muestras obtenidas a gran profundidad (hasta 2,5 kilómetros) en diferentes puntos del planeta. Los cálculos son el resultado de 10 años de trabajo.

¿Y qué dicen esos cálculos? Pues que bajo nuestros pies habita un ecosistema que se extiende para ocupar un volumen de entre 2.000 y 2.300 millones de kilómetros cúbicos. Es el doble de lo ocupan los océanos del planeta. Tras analizar la huella de carbono orgánico presente en la corteza terrestre, los investigadores calculan que la biomasa de criaturas que viven en ese hábitat es de entre 15.000 y 23.000 millones de toneladas. La cifra es entre 245 y 385 veces mayor que la biomasa que formamos los seres humanos.

Bacteria Candidatus Desulforudis audaxviator (azĂşl) que sobrevive gracias al hidrĂłgeno producido por la radiolisis del agua a gran profundidad.
Foto: Greg Wanger / California Institute of Technology, USA (Deep Carbon Observatory)

¿Qué tipo de criaturas forman ese ecosistema? Que sepamos, la mayor parte son bacterias y arqueas. Se cree que la biomasa oscura supone el 70% de toda la población bacteriana del planeta. También hay otras criaturas como gusanos nematodos y microorganismos extremófilos. La cuestión es que no sabemos qué más tipos de criaturas puede haber. A día de hoy es imposible saber si es posible que haya criaturas más grandes o pertenecientes a otros órdenes. “Hay vida en todas partes. En todas. Y lo mas fascinante es que, mires donde mires, descubres organismos inesperados o inusuales”, explica la microbióloga Karen Lloyd de la Universidad de Tennessee al diario The Guardian. “Lo más raro es que algunos de estos microorganismos llevan vivos miles de años. Están metabólicamente activos, pero en éstasis, consumiendo menos energía de la que creíamos posible para subsistir.”

Advertisement

Por si esto fuera poco, la edad de esos microorganismos es mayor cuánto más profundizamos en la corteza terrestre. Los resultados completos del estudio sem publicarán en octubre de 2019, pero los investigadores adelantan la posibilidad de que el ecosistema subterráneo del planeta obligue incluso a reconsiderar las diferentes ramas de seres vivos que conocemos. [Deep Carbon Observatory vía The Guardian]