Photo: Tim Watters (Sea Sheperd)

Tres balleneros japoneses partieron hacia el sur en noviembre. Volvieron en marzo tras matar a 333 ballenas, de las cuales 122 eran hembras pre√Īadas y 114 eran ejemplares inmaduros; es decir, que a√ļn no pod√≠an reproducirse.

Cazar ballenas es ilegal, pero un resquicio de la ley permite su captura con fines cient√≠ficos. El problema es que estos balleneros no est√°n tratando de entender el efecto del cambio clim√°tico en los oc√©anos ni los cambios de comportamiento de los animales ante la contaminaci√≥n ac√ļstica. Est√°n cazando ballenas para vender su carne a mercados y restaurantes.

Advertisement

Lo evidencian las √ļltimas cifras de la Comisi√≥n Ballenera Internacional: solo esta temporada (verano de 2017-18 en Australia), tres embarcaciones japonesas dieron caza a 333 ballenas Minke ‚Äúen nombre de la ciencia‚ÄĚ.

Pero, ¬Ņpor qu√© hay una cl√°usula en la ley internacional que permite cazar ballenas con fines cient√≠ficos? Algunos investigadores creen que ‚Äúla edad de las ballenas solo se puede obtener estudiando la cera de sus o√≠dos internos y, por lo tanto, con m√©todos letales‚ÄĚ. Otros no est√°n de acuerdo y prefieren estimar su edad comparando su tama√Īo con el de otras ballenas conocidas.

Por eso la organizaci√≥n ecologista Sea Shepherd, que vela por la conservaci√≥n de la fauna marina, pide la prohibici√≥n total de la caza de ballenas. ‚ÄúNos gustar√≠a recordar al gobierno japon√©s que las ballenas del oc√©ano Ant√°rtico est√°n protegidas por el derecho internacional y por la ley australiana‚ÄĚ, dice su director, Alex Cornelissen, en un comunicado.

Advertisement

Por su parte, Jap√≥n sigue permitiendo que la carne de ballena se venda como producto alimenticio, lo que resta credibilidad a sus afirmaciones sobre la investigaci√≥n cient√≠fica. Aunque la demanda ha descendido en los √ļltimos a√Īos, el consumo de ballena en Jap√≥n se populariz√≥ tras la Segunda Guerra Mundial como fuente de prote√≠na animal. Seg√ļn el Sydney Morning Herald, la intenci√≥n del pa√≠s es reanudar la caza comercial en 12 a√Īos.

‚ÄúLa muerte de 122 ballenas pre√Īadas es una estad√≠stica impactante y una triste acusaci√≥n sobre la crueldad de la caza de ballenas de Jap√≥n‚ÄĚ, concluye Alexia Wellbelove, de Humane Society International.

[Sea Shepherd vía ScienceAlert]