La Viagra lleva en las farmacias desde 1998. En estos a√Īos no solo ha demostrado ser √ļtil para paliar la disfunci√≥n er√©ctil. La popular pastilla azul ambi√©n se ha revelado un valioso aliado a la hora de tratar la hipertensi√≥n o prevenir el c√°ncer de pr√≥stata. A ese cat√°logo de usos se a√Īade uno nuevo muy inesperado: prevenir la malaria.

La Malaria es una enfermedad producida por parásitos del género Plasmodium. Estos parásitos entran en el torrente sanguíneo y migran al hígado para reproducirse y después infectar los eritrocitos o glóbulos rojos. El plasmodium mantiene la célula huesped tersa y elástica, lo que impide que el bazo las reconozca y las elimine del torrente sanguíneo. La facultad del parásito para dar a los eritrocitos este aspecto sano depende de una enzima llamada cinasa.

Un grupo de investigadores europeos ha descubierto que el citrato de sildenafilo (el principio activo de la Viagra, que es su nombre comercial) eleva los niveles de cinasa, lo que hace que los glóbulos rojos infectados con plasmodium no puedan mantenerse flexibles, queden rígidos y el bazo los identifique como células muertas, eliminándolos del torrente sanguíneo.

La t√©cnica se ha probado con √©xito utilizando un filtro que replica las funciones del bazo, pero a√ļn hay que ajustar la droga para comprobar si realmente funcionar√≠a en personas. De hacerlo, abrir√≠a la puerta a un nuevo grupo de f√°rmacos que contribuir√≠an a paliar ampliamente el contagio de la enfermedad. [Plos One Phatogens v√≠a Popular Science]

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)