Image: Pexels

Esta es una peque√Īa historia que podr√≠a formar parte del gui√≥n de Indiana Jones. Una bibliotecaria llamada Georgia Grainger comenz√≥ a trabajar en la Biblioteca de Charleston en Dundee, Escocia. La mujer se dio cuenta de algo extra√Īo: muchos de los libros estaban marcados en la misma p√°gina. As√≠ comenz√≥ todo.

El relato se inici√≥ cuando una de las clientas de la biblioteca, una mujer mayor, se acerc√≥ a ella con una pregunta y un libro abierto. ‚Äú¬ŅPor qu√© la p√°gina 7 en todos los libros que saco tienen el 7 subrayado? Parece extra√Īo‚ÄĚ. La mujer abri√≥ el libro en la p√°gina correspondiente y le mostr√≥ a Grainger c√≥mo el n√ļmero 7 hab√≠a sido marcado con un bol√≠grafo o algo parecido.

Otro libro, en este caso de otro lector mayor que planeaba llevarse a casa ese día, tenía exactamente las mismas marcas en la misma página. Charleston tiene una población de solo 4.323 personas, y en poco tiempo iba a cautivar a muchos miles más en todo el mundo cuando Grainger decidió tuitear acerca de lo que había descubierto.

Inmediatamente despu√©s de entender que hab√≠a alg√ļn tipo de c√≥digo secreto detr√°s de los 7 marcados, Grainger comenz√≥ a darle vueltas a la cabeza para tratar de descifrar que hab√≠a detr√°s de este enigma. Seg√ļn ha contado:

Tengo un poco de imaginación hiperactiva, así que empecé a idear todo tipo de teorías ¡Marcas de espionaje, romances secretos, asesinos en serie, lo de siempre!.

Advertisement

Image: Uno de los libros marcados (Twitter)

El siguiente paso fue el m√°s l√≥gico. La bibliotecaria comenz√≥ a revisar otros libros en busca de otras marcas misteriosas. La mayor√≠a no ten√≠an, pero muchos de un g√©nero similar s√≠ lo hicieron. Estos, cont√≥ Grainger, eran libros de ‚Äúmujeres mayores‚ÄĚ, a menudo romances ambientados en tiempos de guerra en Gran Breta√Īa, libros que son especialmente populares entre los clientes de mayor edad en la biblioteca. ‚ÄúSon romances bastante suaves y tiernos‚ÄĚ, seg√ļn Grainger.

El misterio seguía sin resolverse hasta Grainger escribió lo siguiente en Twitter:

Decidí hablar con mi jefa sobre el asesino en serie en la biblioteca. Descubrimos que muchos de nuestros clientes mayores tienen códigos secretos para marcar qué libros han leído antes.

Advertisement

Al parecer, mientras que hoy tenemos ordenadores capaces de se√Īalar autom√°ticamente si un cliente ha sacado un libro antes, hay muchos clientes mayores de la biblioteca que han estado sacando libros desde mucho antes de que los sistemas electr√≥nicos estuvieran en sus puestos.

Image: Flickr

Por esta raz√≥n, los ancianos ha estado subrayando un n√ļmero de p√°gina, en este caso el siete, o dibujando una peque√Īa estrella en la √ļltima p√°gina de los libros, o incluso escribiendo su primera inicial en alg√ļn lugar del libro. ‚Äú¬°De esta forma, cuando lo recog√≠an otra vez, pod√≠an verificar que ya lo hab√≠an le√≠do!‚ÄĚ, dice Grainger:

Los libros que tienden a ser marcados de esta manera generalmente tienen tramas o personajes similares. Así que nuestros clientes no pueden recordar si lo han leído antes.

Advertisement

Por cierto, desde que conoci√≥ los c√≥digos secretos la mujer estado buscando otros s√≠mbolos ocultos, pero por ahora solo se ha encontrado con otros ‚Äún√ļmeros 7‚ÄĚ. Me pregunto cuantas historias similares podr√≠an salir de cientos de miles de libros que existen en las bibliotecas de medio mundo. [AtlasObscura]