Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El autor de 'El niño con el pijama de rayas' incluyó sin querer ingredientes del Zelda en su nueva novela después de buscar una receta en Google

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Dana Schwartz/Twitter

El escritor irlandés John Boyne, más conocido como el autor de El niño con el pijama de rayas, acaba de publicar una nueva novela histórica titulada A Traveler at the Gates of Wisdom. Recalco que se trata de otra novela histórica porque, a pesar de estar ambientada en el mundo real, incluye un cameo de los lizalfos, unos agresivos seres reptiloides de la saga de videojuegos The Legend of Zelda.

Advertisement

El usuario de Reddit NoNoNo_OhHoHo fue uno de los primeros lectores en darse cuenta de que Boyne había incluido “cola de lizalfos ígneo” entre los ingredientes que usaba uno de sus personajes para teñir un vestido, pero la retahíla de materiales incluía también un ala de keese (un monstruo similar a un murciélago introducido en la primera entrega de Zelda), un ojo de octorok (otro monstruo con forma de pulpo que dispara bolas por la boca) y una seta de Hyrule (que es el reino ficticio en el que tienen lugar los juegos de Zelda).

Advertisement

Estos son, efectivamente, algunos de los materiales que hacen falta para teñir de rojo un vestido o una armadura, pero no en el mundo real, sino en el videojuego The Legend of Zelda: Breath of the Wild de Nintendo. ¿Es John Boyne tan fan de Zelda que ha querido introducir un guiño a la saga en su último libro aunque no tenga sentido en el contexto de la novela? De hecho, no.

Lo que ocurrió, según confirma ahora Boyne en Twitter, es que buscó “ingredientes tinte rojo ropa” mientras trabajaba en la novela y copió la lista de un artículo de un blog de videojuegos que explicaba cómo teñir la ropa de rojo en Breath of the Wild. Puesto que el algoritmo de Google extrae fragmentos de un artículo y te lo muestra resumido en los resultados de búsqueda, Boyne ni siquiera se dio cuenta del contexto en el que se había publicado esa guía.

Advertisement

El autor reconoce su error y afirma que dejará el párrafo tal y como está, en lugar de corregirlo en futuras ediciones. También bromea con la posibilidad de incluir The Legend of Zelda en la página de agradecimientos del libro cuando salga la edición de bolsillo. Si hay una moraleja en todo esto es... no te fíes de lo primero que encuentres en Google (o, por lo menos, revisa el contexto).

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter