Imagen: Getty

Si te sabes de memoria los primeros n√ļmeros de la sucesi√≥n de Fibonacci, aqu√≠ tienes una utilidad pr√°ctica que no esperabas: convertir las millas en kil√≥metros (y los kil√≥metros en millas) de manera bastante aproximada.

Solo tienes que mirar el n√ļmero que va despu√©s (o el que va antes):

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377...

Así, si conducimos por Estados Unidos y vemos que el límite de velocidad es de 55 millas por hora, sabremos que el equivalente en unidades métricas sería de ~89 kilómetros por hora. Y en efecto, 55 millas = 88,51 kilómetros.

Advertisement

Hay una explicación.

En la sucesi√≥n de Fibonacci, cada n√ļmero es la suma de los dos anteriores. Cuando tienden a infinito, la relaci√≥n entre esos dos n√ļmeros sucesivos se acerca a 1,618: la relaci√≥n √°urea, tambi√©n conocida como proporci√≥n divina. Curiosamente, la relaci√≥n entre las millas y los kil√≥metros es muy similar: 1 milla = 1,609 kil√≥metros. De ah√≠ que la conversi√≥n encaje tan bien.

Esto daría para un libro de Dan Brown, pero no es más que una casualidad. Las millas son un invento de la Antigua Roma y equivalen a la distancia recorrida con mil pasos. El metro está definido por la Oficina Internacional de Pesos y Medidas como la distancia que recorre la luz en el vacío durante un intervalo de 1/299792458 segundos. Sí, es algo más preciso. [Reddit]