Valve acaba de presentar el Steam Controller, el mando que veremos en 2014 junto a las consolas Steam Box y algunos creadores de juegos ya lo han probado. ¿Qué opinan? El accesorio promete, aunque es completamente diferente a lo que estás acostumbrado.

John Clark, vicepresidente de distribución digital en PC de Sega para Europa y EE.UU. ha reconocido a Kotaku que lo primero que notas al utilizarlo es su rapidez de respuesta. "Hemos estado en Valve esta semana y solo lo he utilizado brevemente. Sin embargo, notas inmediatamente su rapidez de respuesta".

Valve ha estado ocupada estos días. El lunes anunció su nuevo sistema operativo Steam OS. Luego vino la presentación de la plataforma de consolas Steam Box y ahora el mando Steam Controller. Se trata de su estrategia para colarse en el salón y en el mundo de los videojuegos para competir cara a cara con Microsoft, Sony y Nintendo.

Advertisement

Advertisement

Sobre el mando, Valve asegura que es completamente abierto, hackeable. Y basta verlo para darse cuenta de las diferencias respecto a otros mandos: no tiene los tradicionales joysticks analógicos. En su lugar, presenta dos discos planos que no son otra cosa que trackpads táctiles como los de un portátil, pero especialmente adaptados. Los tradicionales botones AXBY están desplazados al centro del mando, alrededor de una pequeña pantalla táctil. Los mandos en beta, como el que se ve arriba en la foto proporcionada por John Clark, no incluyen de momento esa pantalla táctil. Al mando le queda aún recorrido para ser un producto 100% final.

El desarrollador independiente Ichiro Lambe, de Dejobaan Games, también ha probado el mando y esta es su opinión sobre los trackpads circulares:

Es difícil comprender el feedback táctil del trackpad hasta que lo pruebas. Lo coges y, durante los primeros minutos, básicamente solo mueves los pulgares sobre ellos y te maravillas por lo que sientes.

Advertisement

Lambe probó a jugar un shooter en primera persona con el nuevo mando de Valve y parece que la sensación háptica del trackpad, es decir, la sensación de estar tocando botones físicos con relieve sobre una superficie plana táctil, es bastante impresionante y precisa, ya que los trackpads circulares son sensibles al movimiento y la presión.

"Para los controles, solo tienes que deslizar un dedo a la derecha y sentirás cómo el trackpack tiembla ligeramente, como si estuvieras activando un botón físico. Si mueves el dedo rápido, este control reaccionará como si tuviera peso en sí mismo. Como está controlado por software, cuando navegas por los menús es como estar utilizando un ratón o el trackpad de un portátil", explica Lambe.

Advertisement

Otros desarrolladores, como Tommy Refenes, han publicado sus impresiones sobre el mando. Merece la pena leerlo. Refenes asegura que de momento prefiere el mando de la Xbox 360, simplemente por familiaridad con el mismo, pero que podría verse jugano con el Steam Controller a la perfección. En definitiva, diseño innovador y controles hápticos que parecen impresionantes. Sobre el papel, un gran comienzo.