Valve ha estado ocupada. Al anuncio de su nuevo sistema operativo Steam OS, le ha seguido la presentación de la plataforma de consolas Steam Box. El último lanzamiento es el Steam Controller. Se trata de un mando para consola, y su diseño es realmente rompedor.

El Steam controller tiene la misma configuración que los Dualshock de PlayStation o los mandos de Xbox, pero ahí acaban los parecidos. Lo primero que llama la atención es que este mando no tiene los tradicionales joysticks analógicos. En su lugar tiene dos discos planos que no son otra cosa que trackpads táctiles como los de un portátil, pero especialmente adaptados.

La idea, aunque extraña, no es tan absurda como parece. Los jugadores de Steam vienen del mundo del PC y saben que no hay mando de consola que se pueds medir con la velocidad y precisión de un teclado y ratón. Valve asegura que su Steam Controller se acerca mucho en términos de precisión y agilidad a la experiencia de jugar en PC.

Advertisement

El Steam Controller también tiene una posición de los botones principales un tanto extraña, aunque mantiene los tradicionales gatillos. Para rematar, el centro es una superficie tactil con diferentes funciones según el juego. A continuación tenéis un diagrama de controles para el videojuego Portal 2.

Advertisement

A estas alturas y sin haberlo probado todavía es imposible saber si el Steam controller es una genialidad o una aberración. Sin embargo, es una idea realmente interesante y muy valiente en un mercado, el de las consolas, donde hay mucho miedo a innovar. El mando llegará junto a las primeras betas de la Steam Box, en 2014. [Valve]